DESDE LA ASOCIACIÓN PROANIMAL CLM

Querella criminal contra un director general de la Junta por supuesta prevaricación

Proanimal CLM ha interpuesto una querella criminal contra el Director
General del Medio Natural y Biodiversidad, Félix Romero Cañizares, por
presunto delito de prevaricación ya que, según los denunciantes, "lejos de velar por los intereses generales de los ciudadanos de Castilla-La Mancha, hizo un uso arbitrario de su autoridad, a sabiendas de su falta de competencia, para favorecer, en contra de lo dispuesto en el Real Decreto del actual estado de alarma, la entrada indistinta de cazadores procedentes de otras Comunidades Autónomas a
nuestra Región".

Según una nota de prensa de Proanimal CLM, "hecho falta que la cifra de contagios por Covid en Castilla-La Mancha ascienda a más de 140.400 casos y que la asociación PROANIMAL CLM interponga una querella contra este Director General para que la Consejería de Desarrollo Sostenible de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha haya suspendido la resolución por la que permitía la entrada de cazadores a Castilla la Mancha, a pesar del estado de alarma y sin ningún requisito sanitario".

Esta resolución se publicaba el 21 de enero, ocho días después de
decretarse el confinamiento de todos los municipios de la provincia de
Ciudad Real y tras dos días de vigencia del Decreto del Presidente de la
JCCM por el que se restringe la entrada y salida de personas en todos los
municipios de Castilla-La Mancha.

Asimismo, cabe destacar que la última resolución del Director General de
Medio Natural es una suspensión temporal de los desplazamientos de
cazadores de otras Comunidades. Por tanto, entienden los denunciantes, no es una suspensión definitiva, sino que guarda la posibilidad de volver a autorizar la entrada de cazadores cuando lo tengan por conveniente.

Proanimal CLM advierte que seguirá con la querella interpuesta, a pesar de esta
suspensión, ya que entendemos que "se trata de un simple gesto de cara a la
galería, motivado por la enorme alarma social que la autorización de entrada de
cazadores había generado en la población, y porque en la situación actual lo
que ya en origen era un atentado contra la salud pública ahora era una
completa aberración".

Añaden que "difícilmente podrá justificar el Director General que estando prohibida la movilidad no solo entre comunidades, sino también entre provincias y
municipios (en la provincia de Ciudad Real desde el 14 de enero), con bares y
restaurantes cerrados, con el toque de queda adelantado a las 22 horas, y
subiendo el ritmo de contagios, haya mantenido la autorización a los cazadores
procedentes de cualquier lugar de España para entrar y salir libremente de
nuestra región".

Entienden que tendrá que justificar también ante la autoridad judicial que esa medida, que lleva en vigor desde el 27 de noviembre, no ha contribuido al aumento de contagios en nuestra región, lo que no parece fácil, puesto que los datos oficiales de sanidad demuestran que ya hubo un incremento en la curva de
contagios por Covid y de fallecidos en Castilla-La Mancha antes de las fiestas
de Navidad y que, según los datos científicos, sólo se puede contener la
pandemia a día de hoy con una severísima restricción de la movilidad y de los
contactos sociales".

"También tendrá que explicar a la población, que se ha visto encerrada en sus
municipios sin poder visitar a familiares que viven en otros pueblos, cómo los
cazadores de otras Comunidades sí podían venir libremente a nuestras
ciudades", añade la nota.

Y concluyen afirmando que "tal vez es que desde la Consejería de Desarrollo Sostenible consideran que los cazadores son inmunes al COVID-19, o lo que es más probable, que el derecho a cazar en nuestra región es un derecho fundamental e inalienable, que está por encima incluso del derecho a la salud".

Compartir