18 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LOS PARTIDOS ANALIZAN EL 28-A EN LA REGIÓN

Las cuentas del PP para tener alguna opción de desalojar a Page de la Junta de Castilla-La Mancha

Carolina Agudo
Carolina Agudo

El PSOE se situaría como primera fuerza en las elecciones autonómicas del 26 de mayo si los electores repitieran el voto emitido en las generales, según un cálculo realizado por EFE con un simulador de la ley d'Hont que toma como referencia los resultados del pasado domingo 28 de abril. En Castilla-La Mancha, el PSOE ganaría los comicios del 26-M pero se quedaría lejos de la mayoría absoluta y perdería dos diputados regionales (pasando de 15 a 13), mientras que el PP también bajaría de 16 a 13. Podemos desaparecía del Parlamento (de 2 a 0), mientras que entraría Vox con 3 diputados y Ciudadanos con 4, haciéndose con la llave de la gobernabilidad de cumplirse esta simulación.

De producirse esta situación, aunque es muy extraño que el comportamiento de los votantes permanezca inalterable en las elecciones municipales y autonómicas, los 4 diputados de Ciudadanos en el Parlamento de Castilla-La Mancha decidirían si hacer presidente de la Junta al socialista Emiliano García-Page o al 'popular' Paco Núñez, ambos con 13 diputados. En el Parlamento castellano-manchego, con 33 escaños, la mayoría absoluta se consigue con 17. Así, la suma PP (13) y Vox (3) se quedaría a solo uno de tener opciones de gobierno.

Además, dichos resultados dejarían abierta la posibilidad de un posible gobierno 'a la andaluza' gracias a la suma de los diputados de PP, Cs y Vox, que conseguiría una sólida mayoría de 20 escaños. Pero esta es una suma más que improbable ya que los 13 diputados 'populares' más los 4 naranjas serían suficientes para gobernar sin la necesidad de contar con el apoyo del partido de Santiago Abascal. Sin embargo, en la región castellano-manchega Ciudadanos ha evidenciado durante las últimas semanas su simpatía por el actual presidente, el socialista Emiliano García-Page, y su distancia con el PP liderado por Paco Núñez. Entre otras declaraciones en la misma línea, el diputado electo de Cs por Toledo, Juan Carlos Girauta, llegó a decir que le gusta "la música de lo que dice Page" y que el PP "ha mostrado su cara más fea" en Castilla-La Mancha. Eso sí, siempre ha dejado claro que todavía no hay ningún acuerdo cerrado y que será la candidata a la Presidencia de la Junta, la albaceteña Carmen Picazo, la que tome la decisión tras las elecciones autonómicas.

Precisamente, la candidata de la formación naranja a la Presidencia de Castilla-La Mancha ha mostrado este lunes su satisfacción por los resultados cosechados, obteniendo "más de 200.000 votos en la región". Un "resultado histórico" que les ha dado cuatro diputados nacionales. "Los castellano-manchegos tienen que estar tranquilos porque vamos a hacer lo que mejor venga para ellos, vamos a defender sus intereses", ha manifestado Picazo. Por su parte, el también candidato a las Cortes regionales por Guadalajara, Alejandro Ruiz, ha señalado que "el resultado de estas elecciones es la confirmación de que el proyecto de Cs cuenta". Además, Ruiz ha hecho referencia a que "estos resultados se pueden extrapolar a la nueva cita electoral e incluso en algunos casos mejorar en los comicios regionales y locales".

Pese a que mucho han de cambiar las cosas para que el PP logre el apoyo de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, los 'populares' ya se aferran a la suma del centro-derecha como su única opción para desalojar a Page del Palacio de Fuensalida. Este lunes, en la jornada post electoral, la secretaria general del PP en la región, Carolina Agudo, ha asegurado que "en Castilla-La Mancha ha habido un grito y ese grito significa que los castellano-manchegos no quieren cuatro años más" del secretario regional del PSOE al frente de la Junta. Agudo ha defendido esta afirmación aferrándose a que, en las elecciones generales del 28-A, el bloque del centro-derecha ha obtenido 150.000 votos más que el bloque de la izquierda en la región.

En rueda de prensa, la 'número dos' del PP castellano-manchego, además, ha defendido que el resultado de las generales no puede ser extrapolable a unas elecciones autonómicas y ha repetido, al igual que lo hiciera este domingo el presidente del PP, Paco Núñez, que el resultado del PP en la región ha sido mejor que el del PP a nivel nacional. En concreto, los 'populares' han cosechado un porcentaje de apoyos del 22,7 % en Castilla-La Mancha, 6 puntos por encima de la media nacional. De su lado, el PSOE castellano-manchego también ha logrado superar este 28-A en porcentaje de votos la media nacional de su partido (32,4 % frente al 28,7%), mientras que Ciudadanos y Vox han experimentando un fenómeno similar. Solo Podemos ha empeorado sus resultados nacionales en Castilla-La Mancha (un 10 % de votos frente a un 12 % de media).

Así las cosas, el secretario general de Podemos de Castilla-La Mancha, José García Molina, se ha mostrado este lunes "convencido" de que a su formación le irá "mejor" en las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo de lo que le ha ido en los comicios generales del 28 de abril. En declaraciones a los medios de comunicación acompañado de la secretaria de Organización de Podemos en la región, María Díaz, el líder de la formación morada ha reconocido que Unidas Podemos en la región no ha obtenido el resultado que quería, que era mantener los dos diputados que logró en las anteriores elecciones nacionales e incluso ampliarlo.

Según García Molina, los resultados de las elecciones generales "no se pueden extrapolar" a las autonómicas, pese a que sí denotan que hay unos "bloques" establecidos que podrían repetirse en mayo, con uno de derechas que a su juicio absorbe el voto de la "descomposición del PP" y prueba de ello es que en Castilla-La Mancha ha perdido 210.000 votos que han recogido Cs y Vox, y sobre este último ha considerado que "no ha conseguido voto nuevo".

Además, a preguntas de los periodistas, ha opinado que su entrada en el Gobierno de Castilla-La Mancha "no penalizará" a Podemos porque ha defendido que ha demostrado a qué vinieron y las cosas que han hecho "con solvencia y garantías". No obstante, ha incidido en que en Castilla-La Mancha no extrañaría un pacto entre PSOE y Ciudadanos porque García-Page ha dicho "por activa y por pasiva" que "quiere gobernar" con el partido naranja porque "parece que no le gusta que Podemos le haga más socialista de lo que es".

De su lado, la portavoz del PSOE de Castilla-La Mancha, Cristina Maestre, ha manifestado la satisfacción del partido por los resultados en las elecciones generales, que dan a los socialistas una mayoría "sólida" y que les hace afrontar las elecciones autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo "muy optimistas". Maestre ha recordado que en Castilla-La Mancha el PSOE ha gobernado con "total normalidad e independencia" y los ciudadanos "saben que los grandes logros y avances en la región y, ante todo, la recuperación de los servicios que destruyó Cospedal tienen la firma del PSOE y de Emiliano García-Page".

Ha señalado que la experiencia de gobierno en la comunidad de Castilla-La Mancha con Podemos se podía haber tenido con cualquier otro partido político, y que lo importante es "hablar y tener lo mejor de cada uno", además de tener claro el proyecto.

A cuatro semanas de las elecciones municipales y autonómicas del 26M, Maestre ha afirmado que el PSOE está "muy optimista" porque desde hace mucho tiempo está "recogiendo el cariño y el apoyo de la gente" y "toda la sociedad castellano-manchega sabe que Page ha estado cuatro años haciendo una ingente labor de reconstrucción social". "Entendemos que los ciudadanos van a tener muy claro a la hora de discernir y, si además en España ha ido bien, nos va a servir para fortalecer ese impulso que lleva el presidente Page", ha dicho Maestre.

La previsible entrada de Vox, esperanza para el PP

El presidente provincial de Vox en Toledo, Luis Miguel Núñez, ha asegurado que los resultados de las elecciones generales son "para estar satisfechos" tras haber obtenido dos escaños en Castilla-La Mancha y que su partido ha cubierto el 99 por ciento de las expectativas, aunque seguirá trabajando para mejorar los datos de cara al 26 de mayo.

Ha remarcado que en la región el aumento de votos ha sido "fantástico" y que, de no tener representación, se ha pasado a contar con dos diputados por Castilla-La Mancha, uno por Toledo y otro por Ciudad Real.

Preguntado por cómo afronta Vox la próxima cita electoral, ha señalado que "con ilusión, con muchas ganas de seguir trabajando y de potenciar y de aumentar los resultados obtenidos en las generales". "Si hacemos una extrapolación de datos, nos dan una muy buena proyección en las elecciones autonómicas y en las ciudades más importantes de la provincia, como Toledo y Talavera", por lo que ha concluido subrayando que las expectativas son "muy buenas".

Ha incidido en que Vox tiene "confianza plena" en que esos resultados se puedan extrapolar en los próximos comicios y en que los equipos de trabajo, tanto a nivel regional como provincial, están empleándose "al máximo", no solo para replicar esos resultados, sino para mejorarlos.

COMPARTIR: