16 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

ALFOMBRA ÚNICA DE LA LOCALIDAD CONQUENSE DE CAÑAVERAS

Regresa a Castilla-La Mancha una joya única del siglo XVIII tras su restauración

Entrega de la alfombra de la Virgen del Pinar al pueblo de Cañaveras, una vez restaurada por la Real Fábrica de Tapices de Madrid por encargo de la Diputación de Cuenca. Abajo vista final y vista previa
Entrega de la alfombra de la Virgen del Pinar al pueblo de Cañaveras, una vez restaurada por la Real Fábrica de Tapices de Madrid por encargo de la Diputación de Cuenca. Abajo vista final y vista previa

La Real Fábrica de Tapices de Madrid ya ha restaurado la alfombra del siglo XVIII de la Patrona de la localidad conquense de Cañaveras, la Virgen del Pinar, por encargo de la Diputación Provincial de Cuenca, que la ha entregado de nuevo al municipio.

El acto de entrega ha tenido lugar este fin de semana, y hasta Cañaveras ha acudido el presidente de la institución provincial, Benjamín Prieto, quien ha destacado el “alto valor histórico y artístico de esta alfombra”, pero también el “sentimental”, según ha informado la institución provincial en una nota.

La pieza tiene unas dimensiones de 323 x 289 centímetros y presentaba un avanzado estado de deterioro con suciedad superficial que había ido penetrando en las fibras y deshidratando el tejido, además de generar daños dispersos en forma de roturas o faltantes, algunos de ellos de mediano y gran tamaño.

Así, la intervención ha consistido en una limpieza en dos fases, mecánica y por lavado acuoso especial y la fijación mediante costura sobre un soporte de lino de las zonas donde las tramas estaban debilitadas.

TapizFinalInt690555

TapizPreviaInt690

Después, se llevó a cabo la consolidación estructural mediante costura con puntada de bordado y la reintegración de zonas con lagunas.

La alfombra de Cañaveras fue un encargo a la Real Fábrica de Alfombras de Cuenca y se caracteriza por su nudo turco sobre una urdimbre de cáñamo, con gran viveza de colores. En el centro, resalta un medallón en el que se representa un pino y cuatro ovejas.

La restauración ha costado un total de 18.000 euros, que han sido sufragados por la institución provincial en un 75 por ciento y en un 25 por ciento por la Hermandad de la Virgen del Pinar y el Ayuntamientos de la localidad conquense.

Su recuperación se ha enmarcado en el plan especial de restauración de obras de arte, dotado con un presupuesto de más de 350.000 euros y en el que se han incluido, por el momento y además de esta alfombra histórica, nueve retablos de la provincia. En concreto, los de Portalrubio de Guadamejud, Gascueña, La Parra de las Vegas, Montalbanejo, Las Majadas, Hontanaya, Valdemoro del Rey, Osa de la Vega y Sisante.

Una alfombra con historia

Se trata de una alfombra con gran valor histórico y artístico. Fue encargada por el pueblo de Cañaveras a la Real Fábrica de Alfombras de Cuenca formando parte, con el número 52, de la que se denomina Colección de Alfombras de Cuenca y está elaborada en nudo turco sobre una urdimbre de cáñamo, destacando la viveza de sus colores.

En el centro, resaltar un medallón en el que se representa un pino y cuatro ovejas, que hace a esta alfombra única, puesto que viene a demostrar que fue un diseño exclusivo y personalizado para la Hermandad de Nuestra Señora del Pinar de Cañaveras.

Un día, por lo tanto, muy especial para el pueblo de Cañaveras que puede disfrutar de esta bella alfombra totalmente remozada tras someterla a un proceso de restauración, que se inició a mediados de enero y se ha dilatado hasta el pasado 14 de junio.

COMPARTIR: