DECLARACIONES EN TRECE TV

Page respeta la manifestación contra Pedro Sánchez pero la ve partidista y reta a Pablo Casado

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, en una imagen de archivo
Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, en una imagen de archivo

El presidente de Castilla-La Mancha y secretario general del PSOE en esta región, Emiliano García-Page, ha mostrado su respeto a la convocatoria de la concentración contra la política relativa al desafío independentista liderada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, si bien la ha achacado a la "pelea electoral" que a su juicio están disputando por el espacio de la derecha el Partido Popular, Ciudadanos y Vox.

En una entrevista con Trece Televisión recogida por Europa Press, García-Page ha apuntado a que la convocatoria de esta manifestación "ya nace con claridad partidista", algo que es "respetable". "Tiene intencionalidad de dirimir una pelea electoral, incluso de ver quién tiene más apoyos en el mismo espectro", ha afirmado.

Preguntado por la posible asistencia de militantes socialistas a esta cita, ha recordado cómo el expresidente regional José Bono, tras haber sido incluso ministro socialista, "fue a una manifestación en defensa de la unidad de España y en contra del terrorismo, y algunos exagerados hasta le golpearon".

Reto a Pablo Casado

Por otro lado, se ha referido al amago del presidente del PP, Pablo Casado, sobre la posibilidad de presentar una moción de censura contra Pedro Sánchez, dejando claro que una herramienta democrática de este tipo "es demasiado seria" como para acometer ese amago. Así, ha insistido en que "si alguien dice que está pensando en presentarla, que la presente", ya que si no, "va a quedar mal".

"Una moción de censura no tiene que ser un globo sonda. SI alguien tiene coraje y la quiere plantear, que la plantee y que los diputados voten lo que tengan que votar". En este sentido, y cuestionado por si daría alguna orden a los siete diputados socialistas en el Congreso para apoyar esa hipotética moción de censura dada la discordancia entre el discurso del PSOE nacional y el castellano-manchego, ha dejado claro que él no es quien para decir a nadie qué tiene que votar. "No voy a ser recaudador de votos de Casado. Si quiere presentar la moción, que la presente".

García-Page ha reconocido que la deriva independentista ha afectado al plano político nacional, "desde hace quince años de manera abultada y de forma más agresiva en los últimos cuatro". Como ejemplos de esa influencia, ha recordado que el desafío soberanista "ha llevado a divisiones en Podemos, ha enfrentado al PSOE, ha dado lugar a que surja Ciudadanos, a que se rompa el PP y a que surja la extrema derecha".

Ironía sobre Carmen Calvo

En otro orden de cosas, García-Page ha dado por ciertas las afirmaciones de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, quien le acusaba de estar "desinformado" al respecto de la propuesta de Pedro Sánchez sobre la figura de un relator que medie en el conflicto independentista. "Es verdad, tiene razón. Me faltan explicaciones, a mí y a todo el país".

Sobre este asunto, ha confiado en que se pueda admitir dentro del PSOE su petición de convocar el Comité Territorial para abordar la propuesta del relator abanderada por Pedro Sánchez. "Si se convoca, bien; si no, seguiré manifestando mi opinión", ha enfatizado.

COMPARTIR: