20 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

MIGUELTURRA, CIUDAD REAL

Una alcaldesa de Castilla-La Mancha lucha con todas sus fuerzas contra una hipoteca

Laura Arriaga
Laura Arriaga

La alcaldesa de Miguelturra (Ciudad Real), Laura Arriaga, ha pedido apoyo "sin fisuras" a los grupos municipales para evitar que el Ayuntamiento se haga cargo del pago de la hipoteca que tiene como aval el edificio que alberga el colegio de educación Primaria "María Elena Maseras", antigua sede de la CEOE-Cepyme provincial.

Arriaga ha hecho esta petición de colaboración en la última reunión de la Junta de Portavoces celebrada en el consistorio y ha señalado que este tema volverá a tratarse en la comisión creada ex profeso para este asunto, una vez que se vuelva a conformar legalmente.

Tanto la alcaldesa como todos los grupos políticos de la corporación están de acuerdo en que el Ayuntamiento de Miguelturra no contrajo esa deuda, por lo que no debe pagarla, ha señalado la alcaldesa en un comunicado. "Lucharemos hasta el final para que los vecinos y vecinas de Miguelturra no carguen con una hipoteca que no contratamos y que hasta desconocíamos que se hubiese concedido", ha dicho.

Arriaga ha recordado que, en este asunto, siempre ha existido unanimidad de todos los grupos políticos del Ayuntamiento, tanto en la cesión de los terrenos en el año 2002, como cuando se aprobó, en 2013, pedir la reversión de dichos terrenos o cuando también se decidió, en pleno, en enero de 2018, ceder dicho edificio a la Junta para la construcción del actual colegio "María Elena Maseras".

En la reunión de la Junta de Portavoces, la alcaldesa informó de que ya se ha reunido con la consejera de Educación de Castilla-La Mancha, Rosa Ana Rodríguez, quien le ha manifestado su apoyo en cuantas negociaciones y reivindicaciones se lleven a cabo para solucionar esta cuestión.

Arriaga también ha informado de que se ha reunido, asimismo, con el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, quien le ha expresado su predisposición absoluta para que se desbloquee esta cuestión de la forma más positiva para los intereses municipales y regionales.

"Miguelturra no puede hacerse cargo de una hipoteca que no firmó, que mermaría gravemente las arcas municipales y que supondría una deuda a perpetuidad para sus vecinos y vecinas por la mala gestión de los dirigentes de una organización empresarial que terminaron condenados por ello", ha dicho Arriaga, para apostillar: "toda la corporación llegaremos hasta donde haga falta para evitar dicho pago".

Por último, la alcaldesa ha querido tranquilizar a toda la comunidad educativa, tanto a profesores, como a padres y madres y alumnos del colegio "María Elena Maseras", porque, "pase lo que pase, la escolarización de los niños está garantizada en condiciones óptimas como hasta ahora", ha aseverado. 

COMPARTIR: