CONTRA LAS MALAS HIERBAS

El preocupante motivo por el que un pueblo de Castilla-La Mancha utilizará vinagre en sus calles

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó al glifosato en 2015 como “probablemente carcinogénico para los seres humanos”. Sin embargo, sigue siendo el herbicida más utilizado en las labores de control de maleza en los entornos urbanos. Por eso, el Ayuntamiento de Villanueva de la Torre (Guadalajara), comandado por Vanessa Sánchez Rebollo, se ha negado en rotundo durante los últimos años a utilizar glifosato en el control de malas hierbas. De ahí, según el Consistorio, "los graves problemas para controlar la aparición de hierbas no deseadas, tanto en aceras cómo en parques y jardines" de la localidad guadalajareña.

Para combatirlo, desde este mismo jueves empezarán las labores de control de hierbas con un producto natural y ecológico: el vinagre de alcohol. "Se van a fumigar todas las parcelas municipales, los parques, jardines y aceras en vía pública. La actuación tendrá un coste de 11.453,68 euros y se tratarán casi 12.000 metros cuadrados, siendo la aplicación de este producto más costosa que si se realizara con glifosato", ha anunciado el Ayuntamiento.

“Obviamente, merece la pena el gasto cuando lo que está en juego es la salud de nuestros vecinos y vecinas, así como el cuidado del Medio Ambiente”, ha explicado la alcaldesa Vanessa Sánchez.

COMPARTIR: