Y OTRAS DOCE PERSONAS INVESTIGADAS

Gran operación antidroga de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha y Madrid con 43 detenidos y dos bandas desmanteladas

Dos organizaciones dedicadas a la producción, distribución y venta de hachís, cocaína y metanfetaminas han sido desarticuladas y se ha detenido a 43 personas e investigado a otras doce más en una operación que ha llevado a cabo la Guardia Civil en las provincias de Ciudad Real, Toledo y Madrid.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Manuel González Ramos, y el coronel jefe interino de la Comandancia de Ciudad Real, Humberto Urruchi, han explicado este lunes los detalles de la operación 'Coiris' en la que se han realizado 29 registros simultáneos en 14 localidades de Ciudad Real, Toledo y Madrid y se han desmantelado, además, 32 puntos de venta de drogas, tres laboratorios para el procesado y un taller clandestino.

Los 43 detenidos han sido imputadas por los delitos de tráfico de drogas, organización criminal, tenencia ilícita de armas de fuego, falsificación y distribución de moneda, blanqueo de capitales, estafa, falsificación de documento público y usurpación de identidad.

Investigación

La investigación se inició cuando agentes de la Guardia Civil observaron un incremento significativo del menudeo de drogas en zonas de ocio y abrieron una operación en el seno de la cual conocieron la existencia de dos organizaciones criminales de origen marroquí, español y colombiano dedicadas a la producción, distribución y venta de droga.

Una de las organizaciones estaba especializada en el tráfico de hachís y su líder es un ciudadano de origen magrebí, asentado en la localidad de San Fernando de Henares (Madrid), que captaba proveedores y compradores para el tráfico de drogas al por mayor.

Tenía enlaces en Marruecos que le hacían llegar la droga hasta Ceuta, y desde allí se introducía en la península para posteriormente destinarlo a su enlace con conexión en Francia y otra parte a San Fernando de Henares, desde donde se distribuía a las provincias de Toledo, Madrid y Ciudad Real.

La segunda organización estaba formada principalmente por personas de origen español y colombiano se dedicaba al tráfico de cocaína. El jefe es un hombre de 61 años de edad, asentando en Madrid, con conexiones directas con países Sudamericanos, principalmente Colombia, desde donde le hacían llegar bien. a través de vía aérea, cocaína de gran pureza y metanfetaminas, que después repartía en varios puntos ubicados en Madrid a modo de laboratorios. La investigación se ha desarrollado en dos fases y en total se han registrado diez domicilios de manera simultánea en la primera fase y 19 en la segunda.

Registros

Los registros se han realizado en las localidades de Miguelturra, Ciudad Real, Las Labores, Villarrubia de los Ojos, Daimiel y Alcázar de San Juan, en la provincia de Ciudad Real; en Villafranca de los Caballeros (Toledo) y en los municipios madrileños de Las Rozas, Pinto, Alcorcón, Parla, San Fernando de Henares y Torrejón de Ardoz.

En total se han intervenido 5,4 kilogramos de cocaína de gran pureza, 5 kilogramos de metanfetamina, 91 kilogramos de hachís (20 de ellos incautados en Francia por las autoridades aduaneras de Poitiers), 16 kilogramos de cogollos de marihuana, 4 kilogramos de sustancia de corte y 5 gramos de heroína.

Asimismo, una pistola con el número de serie troquelado 9mm parabellum alimentada y con un silenciador y 100 cartuchos, un número de identidad falso, seis billetes de 50 euros, diversos recortes de billetes de 50 euros falsos, doce vehículos de alta gama, numerosas básculas de precisión, varias máquinas empaquetadoras al vacío y de contar dinero, armas blancas, 33.500 euros en efectivo, joyas y teléfonos móviles. Los detenidos, junto con las diligencias y efectos intervenidos, han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Daimiel.

COMPARTIR: