AUNQUE RECONOCEN ERRORES POR "FALTA DE MEDIOS" O POR "NERVIOS"

Las residencias de ancianos de Castilla-La Mancha se defienden: "No queremos guerras y menos con la Consejería"

Una de cada tres personas que han fallecido en Castilla-La Mancha por coronavirus, siempre en base a los datos oficiales, lo han hecho en las residencias de ancianos de la región, un total de 723. En total, según las cifras de este lunes, hasta 3.610 residentes de 217 centros diferentes están afectados por la pandemia. Las residencias de ancianos, en muchos casos el punto de mira por su gestión de la crisis sanitaria, defienden su trabajo y aseguran que el modelo es bueno aunque mejorable.

El presidente de la Asociación de Residencias de la Tercera Edad de Castilla-La Mancha (Artecam), Francisco José Núñez Alía, ha pedido PCR para residentes y profesionales "porque tienen una fiabilidad del 97 por ciento", al tiempo que ha defendido el modelo residencial de Castilla-La Mancha: "Fuimos pioneros", ha enfatizado.

En declaraciones a Europa Press, Núñez Alía ha asegurado que los centros residenciales están viviendo esta crisis sanitaria "con preocupación" y, al igual que al resto del mundo, a ellos les ha pillado este virus "por sorpresa". "Las primeras semanas fueron duras, sobre todo en aquellos centros donde iban surgiendo algún positivo", ha recordado el presidente de Artecam.

Transcurrido más de un mes desde la declaración del estado de alarma, las residencias siguen demandando equipos de protección individual y que les hagan PCR a residentes, pero sobre todo a los profesionales que trabajan en los centros geriátricos. "Las plantillas están entrando y saliendo todos los días de los centros", advierten.

Francisco José Núñez Alía ha explicado que los test rápidos están llegando a las residencias y se están haciendo a los residentes, pero cree que es necesario que también se hagan PCR a usuarios y trabajadores porque son pruebas más fiables que los test rápidos.

De otro lado, se ha mostrado tranquilo tras el anuncio hecho por el presidente regional, Emiliano García-Page, de realizar una auditoria a las residencias de mayores, y tras la investigación abierta por la Fiscalía en 38 residencias de la tercera edad en las que han fallecido ancianos por coronavirus en España, cinco de la región.

Según ha explicado, todos los años las residencias de la región se someten a inspecciones tanto por parte de la Consejería de Bienestar Social como de Sanidad. Bienestar Social les hace una de seguimiento y de funcionamiento de centro y otra de acreditación. La de acreditación, "que es más dura que la de seguimiento", es para ver si ese centro puede seguir desarrollando la actividad de residencia.

Reconocen errores

"Puede ser que en alguna residencia, por falta de medios para combatir el coronavirus o porque se han puesto nerviosos, no hayan gestionado como debían gestionar", lo que no significa --ha puntualizado-- que se haya hecho "mal". Dicho esto, ha afirmado sentirse "un poco enfadado" porque se está "criminalizando" a todo el sector y "eso no puede ser", defendiendo el buen trabajo que hacen las residencias los 365 días del año las 24 horas del día.

Ha asegurado que desde Artecam no se han sentido abandonados por las administraciones y que simplemente demandan material de protección y PCR. "Estamos en colaboración siempre con la Consejería de Bienestar Social y Sanidad y somos defensores a ultranza del modelo residencial de Castilla-La Mancha", ha sentenciado.

No obstante, se ha mostrado partidario de mejorar ese modelo, lo que no quiere decir que "sea malo", y para ello hay que dotarle económicamente mejor. "Para eso el Gobierno central tiene que transferir a las comunidades autónomas todo el dinero que les debe de la dependencia", un problema que viene de hace años, ha dicho.

Así, ha insistido en que el modelo residencial que está establecido en Castilla-La Macha "fue de los pioneros" en todo el territorial nacional, "lo que hay es que mejorarlo, y en eso estamos codo con codo con la Consejería", ha manifestado Núñez Alía.

"Yo no quiero guerras y menos con la Consejería porque tenemos que aportar cada uno nuestro granito de arena", ha recalcado el presidente de Artecam, que ha finalizado transmitiendo un mensaje de tranquilidad a la sociedad porque "lo peor lo hemos pasado". Ha defendido que en las residencias se están cumpliendo protocolos y ha trasladado el pésame a las familias que han perdido a un ser querido.

En la actualidad, Artecam, representa a un centenar de centros con un total de 8.700 plazas residenciales, que generan empleo para un total de 4.200 trabajadores. Estos datos ponen de manifiesto que Artecam representa cerca del 57 % de las plazas residenciales privadas de toda Castilla-La Mancha.

El Gobierno regional: "Estamos cumpliendo"

De su lado, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha asegurado que cumple "a rajatabla" lo estipulado por el Ministerio de Sanidad en cuanto a la realización de test de diagnóstico del coronavirus COVID-19 en residencias de mayores.

"Estamos aplicando a rajatabla la elaboración tanto de los test rápidos como de los PCR a cada uno de los colectivos que han sido marcados por ese protocolo", ha apuntado el vicepresidente del Ejecutivo regional, José Luis Martínez Guijarro, al ser preguntado por la elaboración de test a los profesionales que trabajan en los centros de mayores durante la rueda de prensa ofrecida este lunes.

"Tanto los test rápidos como los PCR los estamos haciendo siguiendo escrupulosamente el protocolo marcado por el Ministerio de Sanidad", ha sentenciado.

Asimismo, ha defendido que en esta crisis sanitaria, el Gobierno de Castilla-La Mancha tenía "muy claro" desde el principio que "íbamos a estar siempre cumpliendo a rajatabla las directrices marcadas por la autoridad sanitaria, que es el Ministerio de Sanidad".

Compartir
Update CMP