PNV

Ataque furibundo del nacionalismo vasco a Page al que acusan de "dinamitero"

El responsable de Política Institucional del PNV, Koldo Mediavilla, cree que, a día de hoy, la opción de Gobierno "más verosímil" es la de un Gobierno "reformista" presidido por Pedro Sánchez y apoyado por los partidos que apoyaron la moción de censura contra Mariano Rajoy, aunque advierte de que "hay muchos intereses y agentes volcados" en "desbaratar" esta posibilidad, como el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Además, considera que un escenario de entente PSOE-PP, "forzado por las circunstancias", tendría "efectos devastadores" para Euskadi y Cataluña.

En un artículo publicado en su blog, recogido por Europa Press, Mediavilla ha apuntado que ahora que Pedro Sánchez es ya candidato a presidente del Gobierno, tras aceptar la propuesta del Rey Felipe VI de acceder a la investidura, se abren tres alternativas.

La primera, según el dirigente jeltzale, es la configuración de un gobierno de carácter "reformista" con "un acuerdo tácito" entre las formaciones que apoyaron la moción de censura contra Mariano Rajoy. Si ésta fracasara, la segunda opción pasaría, a su juicio, por buscar una alianza entre socialistas y populares "a modo de pacto de legislatura o de gran coalición".

"Tal conjetura que hoy parece lejana a tenor de los pronunciamientos de los dirigentes de la derecha, no debe ser descartada si Sánchez no consiguiera, a la primera, formar gobierno", ha advertido.

A su juicio, este segundo escenario, "forzado por las circunstancias, tendría una duración corta, el tiempo que necesitaría Casado para armar su estrategia electoral de acceso a la Moncloa, y sus efectos para con vascos y catalanes serían devastadores".

Koldo Mediavilla ha explicado que la tercera posibilidad es la de la repetición electoral. En todo caso, cree que la configuración de un gabinete "reformista" es, "a día de hoy, la opción más verosímil".

"Según todos los indicios y en contraposición a experiencias pasadas, las conversaciones entre socialistas y los morados de Unidas Podemos, avanzan por buen camino, hasta el punto de que en los mentideros madrileños se especula con un acuerdo básico en el diseño y distribución de un amplio gabinete que podría tener hasta la veintena de carteras y tres vicepresidencias", ha aseverado.

No obstante, ha recordado que "el acuerdo entre socialistas y los de Iglesias no es suficiente para facilitar la investidura". "La abstención de ERC resulta vital para que la candidatura de Sánchez prospere y en la búsqueda de tal compromiso avanzan las negociaciones", ha añadido.

Para el dirigente del PNV, "los republicanos no lo tienen fácil" porque "la coyuntura catalana les envuelve en un bucle del que hasta ahora no han sabido salir desaprovechando la coyuntura que les brinda el poder decisorio importantísimo de sus votos".

"El marcaje con JxCat y las CUP, los acontecimientos que la próxima semana pueden desencadenarse tras la vista de la euroorden en Bruselas, el posicionamiento del Tribunal de Derechos Humanos de Luxemburgo ante la inmunidad de Junqueras y Puigdemont y la sentencia en el juicio contra el president Torra (autoinculpado de haber desobedecido a la Junta electoral), pueden hacer bascular la posición inicial de ERC hacia un lado o hacia otro", ha citado.

Pese a ello, cree que "la posibilidad de un acuerdo" entre el PSOE y PSC "se va abriendo paso". "Pero ese optimismo que se respira puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos en el efervescente mapa que vivimos. Los de Junqueras necesitan un poco de tiempo para despejar sus dudas y el PSOE se lo ha dado", ha apuntado.

En este contexto, ha enmarcado las medidas anunciadas por Sánchez previas a su paso por el Congreso, como el llamamiento a los presidentes autonómicos, la reunión de los negociadores con todos los partidos, etc. "Con todo, el puzzle debe estar completado para la primera semana de enero", ha reiterado.

Mediavilla ha afirmado que, "si Sánchez consigue concitar la abstención de ERC, los votos del PNV volverán a ser imprescindibles". "Pero, probablemente, los nacionalistas vascos no dispongan de tiempo para establecer una negociación que haga que su posición sea favorable al candidato socialista. Pese a ese hándicap de falta de tiempo para negociar, el PNV tiene bien claro que la investidura y la gobernabilidad son cosas diferentes", ha puntualizado.

De esta forma, ha explicado que, "para leer un libro, lo primero es abrir la tapa". "Eso supondría dar una oportunidad al cambio político, un cambio que no vendrá del nominalismo de quien preside el consejo de ministros, sino de las decisiones que en ese consejo se asuman", ha dicho.

Koldo Mediavilla ha reconocido que "la coyuntura no va a ser sencilla" porque "hay muchos intereses y agentes volcados en desbaratar un posible acuerdo". Se trata, según ha asegurado, de "dinamiteros cargados de testosterona, como el presidente 'socialista' manchego García-Page y sus insidiosas menciones a la 'vaselina'. A ellos les vendría bien un supositorio de responsabilidad", ha indicado.

En esta línea, se ha referido a las declaraciones del presidente de Castilla-La Mancha y secretario regional del PSOE, Emiliano García-Page, que el pasado miércoles, en plena negociación entre PSOE y ERC para la investidura de Pedro Sánchez, aseguró que no quiere "vaselina" como regalo de Reyes.

Compartir