LAS QUINIENTAS

El Ayuntamiento de Cuenca cede a la Junta unas antiguas escuelas para construir un centro de mayores

El pleno del Ayuntamiento de Cuenca que se está celebrando este jueves ha aprobado ceder de forma gratuita a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha parte de las antiguas escuelas de Astrana Marín, en el barrio de Las Quinientas, para que el Gobierno regional construya ahí un centro de día para personas mayores.

La concejal de Patrimonio y Asesoría Jurídica del Ayuntamiento, Nerea Sancho, ha asegurado que el plazo que maneja la Junta para la construcción de este espacio es de 12 meses.

La decisión ha contado con los votos a favor de 18 concejales, (PSOE, Cuenca nos Une y Cuenca en Marcha!), frente a los 7 en contra de PP y Ciudadanos. De esta forma, "tras 10 años", según se ha expuesto en el Pleno, se ha una solución a la construcción de este centro de mayores en la zona.

Tras las dudas del PP sobre el compromiso de la Junta para la construcción de este centro de mayores, había propuesto una enmienda, en la que quería introducir un punto para obligar que la construcción se llevase a cabo en menos de dos años. El alcalde, Darío Dolz, ha expuesto que la consejera del ramo estaba pendiente del pleno y le ha asegurado "la total rapidez" de este centro de mayores, por lo que ha sido denegada esta enmienda.

Desfectación del edificio del antiguo ICONA

Del mismo modo, el Pleno conquense ha aprobado iniciar el proceso de desafectación del edificio del antiguo ICONA para que pase a ser considerado un bien patrimonial y venderlo posteriormente.

En la actualidad, en este edificio se encuentra el Organismo Autónomo de Recaudación de la Diputación de Cuenca, que en 2018 acabó su cesión a 25 años, aunque aún continua en el edificio.

Según la concejal de Asesoría Jurídica y Patrimonio, Nerea Sancho, la idea que se tiene con esta desafectación es darle valor de bien patrimonial ya que ahora el ayuntamiento no le está dando uso al edificio.

La rehabilitación del inmueble "oscila en un millón de euros aproximadamente, cantidad que no puede acometer el Ayuntamiento por la situación económica en la que se encuentra", ha argumentado Sancho.

Una vez desafectado, "se puede hacer con el edificio lo que se considere más oportuno y darle una solución a la situación precaria en la que se encuentra", ha asegurado la edil, siendo la opción de venta por 1,9 millones de euros --precio por el que ha sido tasado el edificio por los técnicos municipales-- la más probable.

Este punto ha salido aprobado por 17 votos a favor de PSOE y Cuenca nos Une y 8 votos en contra de PP, Ciudadanos y Cuenca en Marcha!.

Compartir