EL PP HACE UN LLAMAMIENTO AL "VOTO ÚTIL"

El 'efecto Vox' puede acabar beneficiando al PSOE en las cinco provincias de Castilla-La Mancha

A poco más de dos meses para las elecciones generales, todos los partidos políticos hacen cálculos de cara a los importantes comicios 28 de abril. La incertidumbre es más intensa que nunca debido a la aparición de nuevos partidos en el tablero electoral. Hasta cinco de ellos, según todas las previsiones, van a lograr una importante representación en el Congreso de los Diputados: PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos y Vox. Precisamente, la irrupción del partido liderado por Santiago Abascal ha provocado que, por primera vez, el bloque político del centro-derecha (PP, Ciudadanos y Vox) esté más dividido que el de la izquierda (PSOE y Podemos). Y esta circunstancia, lógicamente, preocupa al PP, una formación que hasta hace pocos años aglutinaba todo el voto conservador y que actualmente ha perdido su posición hegemónica.

Según informa este sábado El Confidencial, "los diputados del Partido Popular en las provincias que eligen menos de 6 escaños advierten de que la anunciada irrupción de Vox puede ser letal para sus intereses al otorgar, de rebote por la fórmula d'Hondt de la ley electoral, dos diputados en vez de uno al PSOE hasta en los feudos provinciales del PP de la España interior". "Al menos en 28 provincias donde se eligen 3, 4 o 5 diputados el voto a otros se perderá, perjudica al PP que le resta y el gran beneficiado será el PSOE". Así reza el mensaje de advertencia interna de los parlamentarios del Grupo Popular de las provincias afectadas en regiones como Castilla y León, Aragón, La Rioja, Cantabria, Extremadura y, por supuesto, Castilla-La Mancha. En nuestra región, en Cuenca y Guadalajara se reparten 3 diputados, 4 en Albacete, 5 en Ciudad Real y 6 en Toledo.

Tal y como recuerda El Confidencial, en las circunscripciones más pequeñas, hasta el 14 % de voto que algunas encuestas otorgan ahora a Vox no dan opción alguna a escaño. "Como el grueso de esos apoyos se supone que saldría del PP, el partido directamente beneficiado sería el segundo en liza, el PSOE. El desgaste de Podemos y sus diferentes marcas locales o aliados apuntala además el pronóstico de crecimiento para los socialistas al permitir a Pedro Sánchez concentrar más el voto de izquierdas", añade el citado medio. Por eso, el PP va a insistir durante la campaña electoral (como ya hiciera con éxito Rajoy para frenar a Ciudadanos) en el "voto útil", ya que "los 8 o 10 escaños que se dirimen en la pelea de la España menos poblada serán decisivos en el resultado final".

En las pasadas elecciones generales, las del 2016, el PP ganó con claridad en Castilla-La Mancha, donde los 'populares' sacaron 12 escaños, por 7 del PSOE, 2 de Podemos y ninguno de Ciudadanos. En Albacete, el PP tuvo 2, el PSOE 1 y Podemos otro. En Ciudad Real, el PP sacó 3 y el PSOE 2. En Cuenca y en Guadalajara, los 'populares' se quedaron con 2 escaños y los socialistas con 1. Y finalmente, en Toledo el PP tuvo 3 diputados, el PSOE 2 y Podemos 1. Ahora, de cara al 28 de abril, y siempre según El Confidencial, "los 'populares' ven seriamente amenazados a sus 'números dos' en feudos como Segovia, Guadalajara, Palencia, Cuenca, Teruel o Zamora, igual que a los 'números tres' por Ciudad Real, Orense o Toledo. Aunque ganen, el siguiente resto puede ser productivo para los socialistas si el electorado de centro derecha se fractura tanto como ocurrió en las elecciones autonómicas andaluzas y se confirma el hundimiento de Podemos".

Ante esta circunstancia, durante la campaña electoral el PP se afanará en explicar a los votantes de territorios de Castilla-La Mancha que apoyar a otras opciones políticas puede suponer desaprovechar el voto y acabar beneficiando al PSOE. Nos esperan unas semanas intensas.

COMPARTIR: