05 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

EL PSOE DEFIENDE UNOS PRESUPUESTOS "PRUDENTES"

PP y Cs dudan de las cuentas de Page preocupados por la deuda pública: "Tendrá que cuadrarlas a martillazos"

El consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha entregado al presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido, el proyecto de Ley de Presupuestos. Foto: Ó. HUERTAS.
El consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha entregado al presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido, el proyecto de Ley de Presupuestos. Foto: Ó. HUERTAS.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha entregado al presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido, el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha para 2020, que alcanza los 10.505,1 millones de euros. En un acto simbólico que ha tenido lugar en el despacho del presidente del Parlamento autonómico, Ruiz Molina ha entregado a Bellido una tableta con un código QR, cuya captación permite acceder a la página web de la Junta, donde está publicada toda la documentación.

El proyecto de ley de presupuestos de la Junta de Comunidades para 2020 fue aprobado este lunes, 30 de septiembre, por el Consejo de Gobierno y se registró en la Cámara regional en la misma fecha, con el objetivo de dar cumplimiento a lo establecido en el Estatuto de Autonomía de entregarlos antes del 1 de octubre.

El presupuesto financiero de la Administración regional para 2020 alcanza los 10.505,1 millones de euros y el presupuesto no financiero, es decir, lo que reciben los ciudadanos en forma de bienes y servicios públicos, son 8.093 millones de euros. Respecto a esta última cuantía, el 71,2 por ciento es para gasto social, es decir, 5.613,4 millones de euros, lo que supone 416 millones más en total y se traduce en 15,3 millones al día en gasto social. 

Sin embargo, el Grupo Popular en las Cortes regionales ha tildado de "papel mojado" el proyecto de Ley de Presupuestos de Castilla-La Mancha para 2020, de los que también ha dicho que nacen "cojos y obsoletos". En rueda de prensa, el diputado Miguel Ángel Rodríguez ha criticado que el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, no haya entregado a los grupos parlamentario las cuentas para empezar a planificar el trabajo y aportar propuestas. Propuestas que, por parte del PP, serán "claras y contundentes" y estarán encaminadas, según Rodríguez, a garantizar "el mismo nivel" en la prestación de servicios públicos y una bajada de impuestos para que el consumo no se ralentice.

El diputado popular ha considerado que el Gobierno regional está siendo "demasiado optimista" en relación al crecimiento de Castilla-La Mancha, mientras que en el PP son "realistas" y han estimado que el crecimiento económico de la región va a ser "menor" que el que apunta la Junta. También ha señalado que las cuentas se han elaborado sin conocer los Presupuestos Generales del Estado para 2020, por lo que, a su modo de ver, "no dejan de ser papel mojado", así como "el presupuesto del postureo y de la mentira".



Rodríguez ha explicado que cuando los técnicos de la Consejería de Hacienda lo redactaron existía una deuda publica de algo más de 14.500 millones de euros y, a día de hoy, la cifra ha aumentado hasta casi los 15.000 millones. En este punto, ha hecho hincapié en que si se han elaborado teniendo en cuenta la primera cifra, el Gobierno regional tendrá que cuadrarlos "a martillazos" o terminarán pagándolo los ciudadanos, por lo que ha considerado que nacen "cojos de origen y obsoletos".

Ciudadanos no descarta una enmienda a la totalidad

Por su parte, el Grupo Ciudadanos en las Cortes regionales ha indicado que no descarta presentar una enmienda a la totalidad al proyecto de ley de presupuestos de la Junta de Comunidades para 2020, si bien ha añadido que prefiere presentar enmiendas parciales porque esta formación ejerce una "oposición constructiva". En conferencia de prensa, el diputado de Cs David Muñoz ha comentado que, puesto que el documento acaba de ser registrado en el parlamento autonómico, no han tenido oportunidad de estudiarlo en profundidad.



Muñoz ha admitido que la posibilidad de presentar una enmienda a la totalidad "no es la medida que más gusta" a su formación y ha añadido que "eso es lo que hace el PP". Por ello, y sin descartar presentarla, ha abogado por "remangarse y estudiar a fondo los cientos de páginas" que componen el presupuesto para presentar enmiendas parciales, al articulado, y hacer "una oposición constructiva".

El diputado de Cs sí ha analizado las cifras que ya se han conocido, como que el presupuesto de la Junta para 2020 alcanza los 10.505,1 millones de euros, con un presupuesto no financiero de 8.093 millones de euros y ha opinado que reflejan que la región "está muy lejos de conseguir la recuperación social que tanto le gusta reivindicar al consejero de Hacienda". En este sentido, ha opinado que la región ha perdido "diez años en materia de políticas sociales" y ha puesto los ejemplos de sanidad o educación, y en el primer caso ha indicado que la partida del presupuesto de 2011 tenía más de 3.000 millones de euros y en las cuentas de 2020, se recogen 2.935 millones, mientras que para educación en 2011 se reservaron más de 2.000 millones, frente a los 1.845 millones del próximo año.

"Estamos muy lejos de la recuperación social prometida y el problema está en la pesadísima losa que representa la deuda pública en Castilla-La Mancha", ha denunciado Muñoz, que ha señalado que mientras que en 2011, la carga financiera del presupuesto era de 468 millones de euros, en 2020 será de 2.600 millones de euros, lo que "se come gran parte del presupuesto".

Por último, el presidente del Grupo Socialista en el Parlamento autonómico, Fernando Mora, ha recriminado a los 'populares' que los critiquen antes de que los grupos parlamentarios los hayan recibido. Además, ha definido los presupuestos como "moderados y prudentes" y ha explicado que, para su elaboración, también se han tenido en cuenta las previsiones de crecimiento "más moderadas y prudentes", con la finalidad de "no pillarse los dedos".

Ha destacado que las cuentas tienen "un amplio carácter social" y ha criticado que el PP reclame una bajada de impuestos cuando el ex presidente Mariano Rajoy en España y la ex presidenta María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha los subieron, a la vez que recortaron derechos sociales.

COMPARTIR: