EL SINDICATO ANPE PIDE QUE SE TOMEN MEDIDAS

Alerta por el aumento de la violencia contra los profesores en Toledo: 8 casos en 15 días

El sindicato ANPE ha mostrado este miércoles su más "enérgica repulsa ante el aumento de agresiones insultos y vejaciones por parte de los padres y familiares de alumnos que están padeciendo los docentes de la provincia de Toledo". "Es muy significativo que en estos últimos quince días se han registrado más de ocho casos en diferentes puntos de la provincia como, por ejemplo, en varios centros de Toledo capital, Talavera, Ocaña, Ugena, Belvis de la Jara, Alameda y Carranque", denuncia el sindicato.

ANPE, además, informa de que este miércoles se ha celebrado un juicio rápido en el que "han condenado a la madre presunta agresora a una multa económica y orden de alejamiento de la docente denunciante puesto que, presuntamente, amenazó de muerte a la docente en presencia de los alumnos y profesores del centro".

Desde el sindicato también exigen a la Dirección Provincial y a la Consejería de Educación "que den todo el respaldo legal y apoyo necesario a los compañeros agredidos". También han pedido a Dolores Delgado, ministra de Justicia, que se encuentra de visita en los Juzgados de Toledo, que este tipo de agresiones que sufren los docentes no sean juzgadas como una falta sino como un atentado contra la Autoridad Pública, tal y como recoge el artículo 550 del Código Penal.

"Desde ANPE siempre estaremos al lado de los docentes, defendiendo sus derechos y luchando para prevenir este tipo de acontecimientos tan lamentables, especialmente a través del servicio del Defensor del Profesor, presente en nuestra región desde 2005 y que ofrece asesoramiento y defensa a todos los docentes ante estas situaciones de violencia y conflictividad", recuerda el sindicato.

En paralelo, este miércoles el sindicato CSIF ha denunciado que "los docentes españoles se enfrentan a diario a situaciones de violencia, insultos, amenazas o problemas graves de disciplina en el aula".

Tras dieciséis meses desde el lanzamiento del servicio CSIF Ayuda Profes, por el que presta apoyo especializado a los profesionales que sufren este tipo de situaciones, un total de 1.130 docentes se han puesto en contacto con el servicio, de los cuales 630 han precisado de atención psicológica, pedagógica o jurídica. De estos últimos, el 64 por ciento tienen que ver con problemas de violencia hacia el profesorado y problemas graves de disciplina.

Dicho de otra manera, CSIF recibe dos consultas diarias por este tipo de situaciones, la mayoría de ellas (62 por ciento) por parte de mujeres. "Este dato no solo se debe a la mayor presencia de mujeres en este sector sino también a su mayor vulnerabilidad ante este tipo de conductas", según el sindicato.

Según los datos recabados, un 31 por ciento de los casos se dan en Educación Infantil y Primaria (un dato preocupante teniendo en cuenta las edades tempranas en las que se producen este tipo de situaciones); un 57 por ciento en Educación Secundaria; y el 12 por ciento restante en la Universidad.

COMPARTIR: