DESDE EL GOBIERNO REGIONAL NIEGAN LAS ACUSACIONES

Quejas en Guadalajara por una "discriminación indecente" de la Junta con los centros concertados

El PP en el Ayuntamiento de Guadalajara ha acusado al Gobierno regional de "discriminar de forma indecente" a los alumnos de los centros concertados de la capital alcarreña mientras que el director provincial de Educación, Cultura y Deportes, Faustino Lozano, lo ha negado.

La concejala del PP en el Ayuntamiento de Guadalajara Encarnación Jiménez ha señalado en rueda de prensa que el Gobierno de Castilla-La Mancha "está restringiendo" a los alumnos de dichos centros el acceso a las ayudas para la compra de libros de texto y para los comedores escolares, unas restricciones que no sufren los alumnos de los colegios públicos, según esta edil.

Los alumnos que cursan sus estudios en centros concertados de Guadalajara son 6.805, es decir, un tercio del total de los estudiantes de la ciudad.

Y los centros perjudicados por el Gobierno regional, según el PP de Guadalajara, son Maristas, Niña María, Sagrado Corazón, Salesianos, Santa Ana, Santa Cruz y Diocesano.

Jiménez ha denunciado que el procedimiento para la concesión de ayudas por parte del Gobierno regional es diferente para los alumnos de enseñanza concertada que para los alumnos de enseñanza pública.

De hecho, ha agregado, para solicitar dichas ayudas, los alumnos de enseñanza concertada no disponen del plazo extraordinario del que sí se benefician los de los centros públicos.

Por otro lado, Jiménez ha indicado que en los centros públicos, las familias pueden solicitar directamente estas ayudas, pero las familias de los centros concertados deben realizar esa petición siempre a través del centro, "lo que supone trabas y dificultades para acceder a ellas".

En cuanto al acceso a las ayudas de comedor escolar, la Junta "obliga a los alumnos de los centros concertados a acudir a un comedor de un colegio público, es decir, de otro centro diferente, lo que constituye una discriminación indecente e intolerable, teniendo en cuenta que los centros concertados también son sostenidos por dinero público".

Por todo ello, el PP en el Ayuntamiento de Guadalajara va a presentar para su debate en el pleno que se celebrará el 5 de septiembre, una moción en la que se exige que el procedimiento de solicitud de acceso a las ayudas de libros de texto sea el mismo para el alumnado escolarizado en centros públicos como en concertados.

Por su parte, en un comunicado, el director provincial de Educación, Cultura y Deportes, Faustino Lozano, ha negado que en la orden del Gobierno regional que regula las ayudas de comedor y material escolar exista discriminación para el alumnado de centros concertados.

"Es lamentable que mientan en un asunto", ha afirmado Lozano, al tiempo que ha instado al alcalde de la ciudad, Antonio Román, a cejar en esta actitud.

Ha explicado que el procedimiento de acceso a las ayudas es el mismo en todos los centros sostenidos con fondos públicos de la región, "una terminología que, para que quede claro a los responsables municipales de Guadalajara, incluye tanto centros públicos como concertados".

Faustino Lozano ha hecho referencia a la resolución de esta orden de subvenciones de fecha 8 de agosto en los que aparecen las ayudas concedidas al alumnado de los centros concertados de la capital.

En concreto, según esa resolución, que se refiere al plazo ordinario y que es pública, en el colegio Maristas Champagnat hay 38 alumnos becados; en Niña María, 25; en Sagrado Corazón, 49; en Salesianos, 32; en Cardenal Cisneros, 23; en Santa Ana, 50 y en Santa Cruz se han registrado 47 estudiantes becados. 

Compartir
Update CMP