16 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SE ENCUENTRA ENTRE EL 60% DE DIPUTADOS SOCIALISTAS QUE NO REPETIRÁN

El expresidente Barreda no repetirá en las listas del PSOE y abandona el mundo de la política

José María Barreda en una imagen de archivo
José María Barreda en una imagen de archivo

El expresidente de Castilla-La Mancha y diputado del PSOE por la provincia de Ciudad Real José María Barreda no repetirá en las listas de los socialistas para las próximas elecciones generales y tiene previsto volver a su puesto de profesor titular de Historia Contemporánea en la Universidad de Castilla-La Mancha.

En total, la amplia renovación que llevará a cabo Pedro Sánchez en el grupo parlamentario del Congreso supondrá que en torno al 60 por ciento de los actuales diputados del PSOE no repetirá en la siguiente legislatura, según el cálculo que hacen algunos de ellos.

De los 84 diputados con que cuenta el grupo desde 2016, no más de veinte están considerados "pedristas", por lo que todo apunta a que Sánchez aprovechará que la ejecutiva federal tiene la última palabra a la hora de cerrar las candidaturas para dar entrada a nombres de su confianza, entre ellos ministros y secretarios de Estado de su Gobierno, miembros de la ejecutiva y socialistas contratados en la Moncloa.

Entre los críticos con Sánchez, ya han confirmado que no repetirán el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda y la exsecretaria de Estado y exportavoz del grupo Soraya Rodríguez.

Buque insignia del sector crítico del partido en los pasillos del parlamento, Barreda y Rodríguez fueron apartados la semana pasada de los puestos que ocupaban en la Diputación Permanente del Congreso y en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, respectivamente, lo que se consideró un "aviso a navegantes".

Barreda, que las pasadas navidades trasladó a la dirección del PSOE castellanomanchego su decisión de no ir en las listas después de cuatro legislaturas como diputado nacional, tiene previsto volver a su puesto de profesor titular de Historia Contemporánea en la Universidad de Castilla-La Mancha, según ha dicho a Efe.

Soraya Rodríguez, por su parte, se considera "depurada" por la cúpula socialista: "Doy por finiquitada mi vida como diputada. Ni me postulo, ni me presento, ni quiero repetir, y ellos, además, me depuraron", ha acusado, en declaraciones a Efe, la que ha sido cabeza de lista por Valladolid desde 2008 y que ahora volverá a su plaza de asesora jurídica en el Ayuntamiento de Medina del Campo.

En el PSOE se da por segura también la salida de Antonio Hernando, diputado por Madrid desde hace quince años y portavoz del grupo con la gestora que dirigió el PSOE entre octubre de 2016 y junio de 2017, y la del que fuera secretario de Organización del PSOE con Felipe González, el valenciano Cipriá Císcar, con escaño desde hace tres décadas.

Algunos de los parlamentarios que no serán candidatos a las generales del 28 de abril sí concurrirán a las municipales y autonómicas del 26 de mayo o cambiarán la vida parlamentaria por la institucional.

Es el caso de la fuera portavoz adjunta del grupo y diputada por Ciudad Real, Isabel Rodríguez, que será candidata a alcaldesa de Puertollano, y de la extremeña Pilar Lucio, próxima presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear.

Entre los llamados diputados del no, que rompieron la disciplina de grupo en octubre de 2016 votando en contra de la investidura de Rajoy y que supusieron un importante respaldo para Sánchez en las primarias, todo apunta a que la única que no repetirá será la gallega Rocío de Frutos.

La "estabilidad" de la que hacen gala en los últimos tiempos los socialistas catalanes y su buena sintonía con Sánchez garantiza también la continuidad de los siete parlamentarios del PSC la próxima legislatura.

Desde la dirección del PSOE aseguran que todavía es pronto para hablar de un porcentaje de renovación en el grupo, aunque el secretario de Organización, José Luis Ábalos, admitió el pasado lunes que espera "mucha renovación" y que "hay valores que hay que poner en las candidaturas".

Mientras, algunos críticos lamentan que el grupo parlamentario socialista vaya a convertirse la próxima legislatura en una "plataforma de apoyo a Pedro Sánchez".

COMPARTIR: