DOS DE LOS OCUPANTES SALIERON CORRIENDO

Surrealista intervención de la Policía en Toledo: todo por seguir la fiesta

La Policía Local de Toledo ha parado un coche con cinco ocupantes y, para su sorpresa, dos de ellos, el conductor y uno de los acompañantes, han salido corriendo perdiéndose por las calles de la ciudad, siendo este último interceptado y denunciado por desobediencia.

En el coche, sin embargo, permanecieron el hijo de la titular del vehículo, con numerosos antecedentes, otro varón de 18 años y un chico de 13 años que ha sido entregado a sus padres. Además, el coche ha sido retirado por la grúa municipal al no haber en ese momento ningún conductor habilitado entre sus ocupantes.

La Policía ha señalado a través de su perfil en la red social Facebook que el hijo de la titular buscó a una persona totalmente desconocida y a un amigo para que les trasladasen a comprar bebidas puesto que el conductor que les había llevado hasta Toledo de fiesta había bebido y querían evitar que condujese.

"Si bebes no conduzcas, pero tampoco debes dejar el coche a dos velocistas desconocidos que a la primera de cambio desaparecen y encima ni los conoces. Recuerda que tienes dos extremidades entre tu cadera y tus pies que se llaman piernas y son fáciles de usar. Solo tienes que dar el primer paso y los demás te seguirán y así podrás ir a comprar las bebidas que deseabas sin dejar el coche a un conductor que ha bebido o a un perfecto desconocido y su amigo", han comentado desde la Policía Local en su cuenta de Facebook. 

Compartir
Update CMP