INSULTOS Y AGRESIONES

Puede ir a la cárcel por la que formó hace ya siete años en el hospital de Albacete

El Juzgado de lo Penal número 2 de Albacete tiene previsto juzgar el próximo viernes, 13 de noviembre, a J.C.S., acusado de agredir verbal y físicamente a dos agentes de seguridad y al guarda de seguridad del Hospital de Albacete, tras haberlo encontrado la Policía Nacional herido en la calle y haberle trasladado al centro médico a pesar de la negativa del acusado.

En el escrito de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, se recoge que en la tarde del 12 de agosto de 2013, funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía se dirigieron a la Plaza Tomás Navarro Tomás de Albacete, donde se encontraba J.C.S., con una herida en la cabeza.

Los agentes se acercaron al acusado y tras la negativa de éste a ser trasladado al Hospital y puesto que sobre él pesaba una requisitoria, fue trasladado a las dependencias policiales donde ante la gravedad de la herida que presentaba, se decidió avisar a los servicios médicos quienes decidieron trasladarlo al Hospital con el fin de suturar la herida.

Durante el traslado, que efectuaron dos funcionarios policiales, el acusado no cesó de insultar a la fuerza actuante llamándoles "hijos de puta", entre otros insultos.

Una vez ya en las dependencias médicas, el acusado continuó con su actitud insultante y agresiva, lanzando patadas y puñetazos tanto a la fuerza actuante como a los vigilantes de seguridad quienes acudieron en su auxilio, intentando incluso coger instrumental médico y agredir con el mismo a los policías, provocando tener que ser reducido, no sin antes causar lesiones al vigilante de seguridad F.G.L.M.

Como consecuencia de la agresión, el vigilante sufrió una luxación del primer dedo de la mano derecha, a consecuencia de un cabezazo, que no precisó tratamiento médico para su curación.

Por todo ello, el representante del Ministerio Fiscal considera que se trata de unos hechos constitutivos de delito de atentado por el que le piden tres años de prisión, y delito de falta de lesiones, por el que se le pide que se le imponga una multa de 50 días, con cuota diaria de 12 euros con responsabilidad personal subsidiaria de 25 días en caso de impago.

Compartir