23 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

DESDE ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

Proponen para un premio de la Junta a la Plataforma que más caña le ha dado

Ecologistas en Acción de Guadalajara, como vocal del Consejo Asesor de Medio Ambiente de C-LM, ha presentado la candidatura de la Plataforma C-LM Stop Macrogranjas, al Premio Regional de Medio Ambiente que se entregará el próximo 5 de junio.

La candidatura recoge la gran labor de defensa del medio rural, del medio ambiente y la oposición al modelo de ganadería intensiva, que tanto ha perjudicado a otras Comunidades Autónomas.

Esta Plataforma ha sido una de las más beligerantes con el Gobierno regional en su lucha contra la autorización de macrogranjas.

Ecologistas en Acción de Guadalajara ha registrado la candidatura de la Plataforma C-LM Stop Macrogranjas por entender que reúne todos los requisitos previstos en la Resolución de 04/02/2019 de la Viceconsejería de Medio Ambiente, por la que se convoca el Premio Regional de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha 2019, de acuerdo con lo establecido en la Orden 42/2017, de 3 de marzo, de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural (DOCM de 17 de marzo de 2017) por la que se instituyó el Premio Regional de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha para reconocer pública y socialmente a los titulares de proyectos e iniciativas que desarrollen actividades ligadas al medio ambiente.

CLM Stop Macrogranjas es una plataforma que nació en septiembre de 2017 en Tarancón (Cuenca) y agrupa diferentes movimientos vecinales y ecologistas de Castilla-La Mancha que trabajan de manera coordinada para frenar los proyectos de macrogranjas de cría intensiva en nuestra región.

Ecologistas ha recordado en una nota de prensa que desde junio de 2016, a partir de la inclusión del sector porcino como sector estratégico en las ayudas a las inversiones en estructuras agrarias, las solicitudes de este tipo de explotaciones se han multiplicado por lo que distintas plataformas ya existentes que trabajaban en este ámbito en Toledo, Albacete, Guadalajara y Cuenca se vieron en la necesidad de unir fuerzas.

CLM Stop Macrogranjas forma parte asimismo de la Coordinadora estatal contra la ganadería Industrial, de la que forman parte colectivos y organizaciones de todo el Estado.

Esta plataforma está compuesta por Pueblos Vivos Cuenca, que a su vez agrupa a catorce municipios de la provincia (Cañete, Priego, Almendros, Fuentes, Carboneras de Guadazaón, Villanueva de la Jara, Pozorrubielos de la Mancha, Belinchón, Campillo de Altobuey, Tarancón, Torrejoncillo del Rey, Tinajas, Mota del Cuervo y Reíllo) y Ecologistas en Acción Cuenca; la Plataforma Stop Macrogranjas Comarca de Molina de Aragón, con grupos en pueblos de Maranchón, Luzón, Corduente, Sigüenza, Molina de Aragón, Mazarete y Castellar de la Muela y Ecologistas en Acción Guadalajara; en Albacete, la Plataforma No a la Macrogranja en Pozuelo y Argamasón, Ecologistas en Acción Albacete, la Plataforma ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca Montealegre del Castillo y Yecla) y un grupo en la localidad de Balsa de Ves; y en Toledo, la Plataforma No a las Balsas de Purines de Guadamur, la Plataforma Cívica de Gamonal y la Plataforma contra las Macrogranjas de Lucillos.

El movimiento ha logrado paralizar proyectos en Guadalajara (Riofrío del Llano, Sigüenza, Cincovillas y Brihuega), Toledo (Gamonal), Cuenca (Torrejoncillo del Rey y Campillo de Altobuey) y Albacete (Montealegre del Castillo), ha presentado numerosas alegaciones y algunas demandas judiciales por incumplimientos de declaraciones ambientales, comienzo de obras sin licencia, etc. Igualmente, ha desarrollado multitud de charlas informativas, concentraciones y manifestaciones, algunas históricas como en Priego (Cuenca) donde se realizó la mayor movilización social de la localidad de los últimos 60 años.

"El hecho de ser un movimiento básicamente rural, en un territorio muy despoblado y muy amplio como es Castilla-La Mancha da cuenta del mérito de esta Plataforma, que está logrando coordinar los esfuerzos de gentes muy diversas, muy distantes entre sí y que tradicionalmente se han considerado poca dadas a las reivindicaciones sociales como son las poblaciones rurales de esta región", concluye la nota de Ecologistas.

Su labor de oposición a la instalación de macrogranjas defiende claramente el medio ambiente de nuestra región, ya que la actividad que combaten produce graves impactos ambientales, como la generación de amoniaco, metano y contaminación de aguas por altas concentraciones de nitratos, y trabajan por evitar que afecten directa o indirectamente a la Red de Espacios Protegidos de Castilla-La Mancha.

Por todos estos motivos, la actividad de esta Plataforma ofrece resultados finales o parciales que suponen un impacto social, económico y ambiental evaluables y positivos. Además, su trabajo por el desarrollo rural sostenible, apostando por la ganadería extensiva y el turismo rural, supone una importante apuesta para los pueblos de nuestra región. Con su trabajo de coordinación, han conseguido implicar un compromiso ambiental más allá de las exigencias legislativas que son de aplicación, con una alta participación activa del tejido social.

COMPARTIR: