EN EL VISO DEL MARQUÉS (CIUDAD REAL)

Una antigua almazara de Castilla-La Mancha se convertirá en hospedería con una inversión de 815.000 euros

La antigua almazara de El Viso del Marqués (Ciudad Real) recuperará su actividad como establecimiento hotelero convirtiéndose en una hospedería con el apoyo de 650.000 euros por parte del Gobierno regional, de una inversión total de 815.000 euros. Esta nueva hospedería, que será rehabilitada por la Diputación de Ciudad Real, contará con 27 habitaciones y un restaurante.

El proyecto de la nueva infraestructura ha sido presentado este lunes por la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, que ha avanzado que el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) publicará este martes, 5 de febrero, la orden por la que regula los parámetros de calidad para los establecimientos que quieran formar parte de la Red de Hospederías de Castilla-La Mancha, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Patricia Franco ha agradecido a la alcaldesa de Viso del Marqués, María Luisa Delfa, su inquietud por que este edificio histórico no quedara en desuso, así como a la Diputación, que "ha sabido recoger el guante e impulsar la rehabilitación necesaria para que la Hospedería 'La Almazara' de El Viso sea una realidad".

La rehabilitación de 'La Almazara' tiene el apoyo del Gobierno regional a través de la convocatoria de expresiones de interés, con un importe concedido a todas ellas de más de 5,3 millones de euros, de los que más de 650.000 euros irán a este proyecto en El Viso, que va a ser "un revulsivo" para el municipio.

Este, junto a la Real Fábrica Bronce de Riópar (Albacete) y la Real Fábrica de Paños de Brihuega (Guadalajara) son los tres primeros proyectos impulsados por el Gobierno regional, a los que hay que sumar Uña, Yémeda y Huete, en la provincia de Cuenca, promovidos por la Diputación provincial, y en Orgaz, en Toledo, promovido por el Ayuntamiento.

Además se han adherido ya a la red cinco establecimientos más de gestión privada, entre ellos la Hospedería 'Santa Elena', en San Carlos del Valle; el Hotel & SPA 'Molino de Alcuneza', en Sigüenza; el Palacio del Infante Don Juan Manuel, en Belmonte; el Hotel Convento del Giraldo, en Cuenca; y el Hotel Boutique Adolfo, en Toledo.

Este Molino propiedad de los marqueses de Santa Cruz, se sitúa al borde del antiguo Camino Real hacia Toledo. Fue construido de ladrillo y tapial en la segunda mitad del siglo XVIII para atender a las necesidades aceiteras del marqués y estuvo funcionando como tal hasta el año 1930. Posteriormente, este caserón se convirtió en una hospedería para el descanso y degustación de platos en su zona de restauración.

Consta de dos edificios claramente diferenciados, uno de ellos más antiguo y otro que surgió como una ampliación en el año 1997. La planta baja del edificio principal y más antiguo de construcción presenta una distribución en planta en forma de cruz, albergando en la nave central la zona de restaurante-cafetería, barra y cocina. A ambos lados de esta nave central se disponen dos salones y dos porches, que se han cerrado para habilitarlos cómo dos salones más.

En la planta primera se distribuyen dos cuerpos simétricos formados por cuatro pasillos que nacen desde el patio dando entrada a 14 habitaciones. Junto a la recepción se ha realizado un hueco en fachada posterior para dar acceso exteriormente al otro edificio, compuesto por dos plantas con cinco habitaciones en la planta baja y siete habitaciones en la planta primera, haciendo un total de 27 habitaciones en el conjunto del edificio.

Patricia Franco se ha mostrado convencida de que esta nueva infraestructura servirá para potenciar el turismo en la provincia de Ciudad Real que, según los datos de ocupación extrahotelera, es la cuarta provincia del país en crecimiento de pernoctaciones y la quinta en crecimiento de viajeros.

La Diputación adelantará el dinero

De su lado, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha indicado que la Institución provincial adelantará el dinero de la financiación, que se hará con fondos europeos, según ha informado la Diputación en nota de prensa.

"Se concreta lo que era una aspiración en una realidad, ya que tenemos los recursos económicos que el gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado con fondos europeos por importe de casi 815.00 euros, de los que 650.000 los adelantará la Diputación y pondremos con fondos propios el 20 por ciento restante", ha explicado.

El presidente de la Diputación ha destacado que su puesta en marcha va a repercutir en la economía del municipio, creando empleo directo e indirecto, pero también en el resto de la provincia, por cuanto atraerá turismo.

Del mismo modo, ha recordado el impulso que desde la Diputación se ha hecho con el sector agroalimentario, potenciando el vino y el aceite, pero que correspondía ahora hacer lo mismo con el turismo, para lo cual, de la mano del Gobierno regional, se está potenciando este recurso tanto desde el punto de vista patrimonial como del natural y cultural. Asimismo, ha puesto en valor "la posición estratégica geográfica, cruce de caminos y de comunicaciones que hay que aprovechar para convertirla en un valor añadido a esta tierra, repercutiendo en la riqueza económica y en el desarrollo de la provincia".

Finalmente Caballero, que ha asistido al acto acompañado del vicepresidente de Infraestructuras de la Diputación, Manuel Martínez López-Alcorocho, ha insistido en que desde la Diputación se ha tenido "muy claro" que había que invertir en este proyecto, que se licitará pronto la obra, que se está llevando a cabo por los servicios técnicos de la Institución provincial, y en "pocos meses" pasará a ser una realidad.

Igualmente, la alcaldesa, María Luisa Delfa, ha agradecido a la Junta de Comunidades y a la Diputación Provincial el interés mostrado desde el principio y ha manifestado que esta inversión va a ser "muy positiva" para el municipio al permitir que este establecimiento se integre en la Red de Hospederías de Castilla-La Mancha.

El arquitecto Oswaldo Pisabarro ha expuesto el proyecto de rehabilitación y reforma de la hospedería 'La Almazara', señalando que se adaptará a las exigencias de la Red de Hospederías y llevará a cabo, entre otras cosas, una reforma integral de la zona de alojamiento con 22 habitaciones dobles, dos dobles con salón, dos individuales y una accesible en la planta baja.

COMPARTIR: