INGRESÓ EN EL CUERPO CON 20 AÑOS

Se jubila Teresa Morales, la primera policía de Toledo: "Empecé con falda y tacones"

Teresa Morales, la primera mujer en ingresar en la Policía Local de Toledo, está viviendo este miércoles, 14 de octubre, su último día de trabajo en el cuerpo después de haber dedicado a él 38 años de su vida. 

La policía, natural de Guadamur, admite que siempre le ha gustado "ser diferente" y eso es lo que le hizo decantarse por esta profesión en la que "no había mujeres". En 1982, se preparó una oposición en la que se convocaban seis plazas y, pese a la disconformidad del antiguo jefe, consiguió cumplir su sueño. 

Con tan solo 20 años, Teresa ya era policía, aunque según señala, "al alcalde que había entonces le costó mucho trabajo convencer al jefe, que se negaba rotundamente a la entrada de mujeres y me dijo que yo estaba allí en contra de su voluntad".

La guadamureña comenta que, a pesar de haber tenido "algunos problemillas" a lo largo de su trayectoria, hubo "una piña de señores mayores" que le protegieron. "Me dieron mucho calorcillo porque yo a veces llegaba a mi casa y estaba deseando esconderme". No obstante, afirma que ahora le encanta su profesión y, sobre todo, que haya niñas que quieran ser policías gracias a ella.

Teresa comenzó su andadura trabajando en la calle durante unos cuantos meses. Por aquel entonces, los agentes no se formaban en la academia y eran los "mayores" quienes les enseñaban. Una vez transcurrido ese tiempo, ha dedicado gran parte de su trayectoria a labores administrativas y ha colaborado en diversos temas, a nivel interior, como violencia de género.

La funcionaria municipal, que empezó a trabajar con falda, tacones y bolso, es consciente de lo mucho que han cambiado las cosas durante estos años. "Ha habido matices de los que no quiero casi ni acordarme. Frases como "¿Qué haces aquí ocupando mi puesto?". Son cosas que no quiero recordar porque hay que dejar paso al futuro que viene".

 

Teresa considera que "todavía hay que seguir limando cosas", pero está "muy contenta" de haber aportado su granito de arena a la incorporación de la mujer que, aunque ha sido "con cuentagotas", va avanzando poco a poco. "Yo creo que vamos rompiendo esquemas y estamos haciendo que las mujeres se planteen cuestiones como: "¿Y por qué no?" En cuanto a cifras, es evidente que hay desigualdad, pero ya se va viendo color".

La agente tiene claro que "es necesario evolucionar y estar en este mundo que demanda la sociedad y para el que se necesita mucha preparación". "Ahora somos 109 policías de los que 16 somos mujeres, pero seguro que en 2030 serán más". Además, cree que, "todos los colectivos son más nutridos con un 50/50 y hay que luchar para que seamos todos iguales".

Este jueves, 15 de octubre y coincidiendo con su cumpleaños, Teresa Morales se jubila para dar paso a otra etapa. A partir de ahora, se dedicará a estudiar la historia de la que ella misma ha formado parte y practicará hobbies como la lectura o el inglés. Después de 38 años, la policía deja el cuerpo sintiéndose "muy enriquecida como persona" y orgullosa de haber hecho historia. 

Compartir