PAGE EN EL ACTO INSTITUCIONAL DE LAS CORTES

"Hacer cumplir la Constitución es la principal responsabilidad de un gobierno"

Emiliano García-Page, este jueves en las Cortes de Castilla-La Mancha (Ó. HUERTAS) Emiliano García-Page, este jueves en las Cortes de Castilla-La Mancha (Ó. HUERTAS)

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha resaltado este jueves que la principal responsabilidad de un gobierno no es solo cumplir la Constitución, porque "eso es de perogrullo", sino que también pasa por "hacer cumplir la Constitución", en la que caben "muchos debates y muchos diálogos".

El presidente castellano-manchego ha subrayado, durante su discurso en las Cortes regionales con motivo de la celebración del 41 aniversario de la Constitución, que ésta "permite muchas decisiones flexibles" pero ha advertido de que, en el marco del texto se puede "abordar casi todos los problemas, incluso el de su propia modificación, aunque "fuera de ella, literalmente no hay nada que discutir y nada realmente merece la pena si es a costa de sacrificar principios o valores".

"La Constitución de 1978 es acogedora, incluyente incluso con quienes se dedican a zarandearla, y muy flexible", ha valorado García-Page, que ha incidido en que si se respeta la ley y el Estado de Derecho, "se debe hablar", si bien ha matizado que "una cosa es la conversación, la charla, otra el diálogo y otra la negociación". En este punto, ha abogado por hablar porque a su modo de ver es necesario "deshacer muchos malos entendidos".

Sin embargo, ha considerado que las instituciones deben estar por encima de las "diatribas políticas", pues ha recordado que "la principal responsabilidad de un gobierno no es cumplir la Constitución, porque eso es de perogrullo, sino que hay algo más, un gobierno tiene que cumplir y hacer cumplir la Constitución". En esta línea, ha advertido de que como presidente de Castilla-La Mancha, "si mañana hay un intento de privilegio, alguien quiere salirse con la suya a costa de los derechos de los demás de decidir" no será "un testigo presencial ni un notario", sino que será parte.

"El parlamento tiene la capacidad de defender nuestros derechos constitucionales si alguien nos los quiere hurtar", ha resaltado García-Page, que ha tachado de "flagrantemente inconstitucional" que se pueda llamar a una parte del pueblo español para opinar sobre el conjunto.

El presidente castellano-manchego ha agradecido que las Cortes celebren el acto de la Constitución un día antes de la efemérides, el 6 de diciembre, pues ha afirmado que ello le permitirá acudir este viernes al acto organizado en el Congreso de los Diputados que, ha recordado, es la sede de la soberanía nacional y por ello ha afirmado que le "parece mentira que alguien intente frivolizar con la piedra de toque de todo el sistema", porque en el Congreso y en el Senado "se sintetiza la soberanía del pueblo español, no de los pueblos de España".

Así, ha afeado las fórmulas que este martes pronunciaron algunos diputados para jurar o prometer la Constitución y ha opinado que "no es una imagen saludable", del mismo modo que también ha criticado a los diputados que "solo van a Madrid a hablar de su pueblo y no del pueblo", pues ha advertido que "de una manera u otra están naturalizando el fenómeno nacionalista e independentista". En cualquier caso, ha defendido que no va a consentir que "amarguen la fiesta", porque en los últimos 41 años, España ha experimentado "un balance tremendamente positivo".

 

Por su parte, el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, el socialista Pablo Bellido, ha reivindicado en el mismo acto el espíritu de la transición y la búsqueda de fórmulas para el desbloqueo. Durante su discurso en el Parlamento regional con motivo de la conmemoración del 41 aniversario de la Constitución española, ha celebrado que este día todos están "unidos" por la Carta Magna pese a ser "diferentes" y defender intereses y visiones distintas, pero sin embargo "la Constitución nos une y nos iguala", ha sentenciado.

Una Constitución de la que ha destacado el "valor supremo" de la igualdad que permite que la persona con más recursos y el más humilde sean atendidos en el mismo hospital, y que garantiza la educación para todos o las pensiones de viudedad. Para Bellido, "éste es el orgullo de la España constitucional" en la que "lo importante no es cómo se trata o viven los que lo tienen todo, sino cómo trata a quien más lo necesita y menos tiene".

En este punto, ha dicho que durante las últimas cuatro décadas este país ha conseguido "muchos retos" pero "quedan muchas cosas" porque, ha reconocido, de la crisis económica internacional se ha derivado un crecimiento de la desigualdad que hay que combatir. En cualquier caso, ha presumido del "talante y capacidad de diálogo" de los constituyentes y ha reivindicado la transición por el espíritu de acordar y encontrar puntos de encuentro como "fortaleza" que legaron los firmantes de la Carta Magna.

No obstante, ha indicado que hace 40 años no podían concebir que en la actualidad se viviría "un lustro de bloqueos e incertidumbre", ante el que ha abogado por buscar fórmulas de desbloqueo y, aún así, ha aseverado que el Estado en general "está funcionando" particularmente por las administraciones locales y autonómicas.

En este punto, ha expresado su "orgullo" por la actitud de los grupos parlamentarios de PSOE, PP y Ciudadanos (Cs) de Castilla-La Mancha en la presente legislatura, a los que ha agradecido su "talante" y ha opinado que "puede suponer un ejemplo a seguir para buscar la superación de diferencias legítimas".

De su lado, el PP de Castilla-La Mancha ha mostrado su satisfacción por la celebración del 41 aniversario de la Constitución Española y ha animado a los poderes públicos a reforzar su compromiso con la Carta Magna, las leyes y la democracia. El presidente de los 'populares' castellano-manchegos, Paco Núñez, ha lanzado este mensaje en declaraciones a los medios de comunicación momentos antes de su asistencia, este jueves, al acto institucional organizado en las Cortes regionales con motivo del aniversario de la Constitución y ha aseverado que para el partido que preside es "un día de satisfacción" y para felicitarse, porque bajo la Constitución de 1978 se han vivido las décadas "más exitosas" de la historia de España.

Asimismo, ante la propuesta del ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy de que PP y PSOE formen un gobierno de coalición, Núñez ha opinado que para que ello sea posible y para que los dos partidos lleguen a grandes acuerdos "es fundamental que los partidos que quieren romper la Constitución no estén en la ecuación". "Sumar a Podemos y ERC en la misma ecuación que el PP y España es complicado", ha afirmado.

Sobre el mismo asunto, el secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, ha señalado que los socialistas han defendido la Constitución Española "de todos los enemigos" que ha podido surgir durante los últimos 41 años.

Con respecto al panorama político actual, el secretario de Organización del PSOE castellano-manchego ha preguntado a PP y Ciudadanos (Cs) "por qué no ofrecen sus votos gratis" si "tantas amenazas ven en Esquerra Republicana y en otro tipo de partidos". Ha recordado que ambos partidos "han perdido cinco veces las elecciones este año" y, sin embargo, "siguen alertando de amenazas que no son capaces de combatir", ha lamentado.

Por ello, ha reiterado que ante la preocupación por la situación actual pueden ofrecer sus votos al PSOE para que gobierne en solitario, al tiempo que ha denunciado "la ruptura de su coherencia política" que, ha advertido, "lo único que les puede producir es un mayor destrozo en las urnas". "No se puede alertar de una amenaza fantasma sin ofrecer una solución para que no se produzca", ha manifestado Gutiérrez, quien ha concluido volviendo a exigir a PP y Cs que ofrezcan sus votos para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno de España tal y como hicieron los socialistas con Mariano Rajoy.

Al acto han acudido numerosas autoridades, como el expresidente de Castilla-La Mancha José Bono, los ex presidentes de las Cortes Jesús Fernández Vaquero y Vicente Tirado, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, y la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, además de representantes del mundo de la universidad, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha y entidades financieras y sindicales. 

Compartir