HOY EN EL CONSEJO INTERTERRITORIAL DE SALUD

Castilla-La Mancha pedirá la aplicación del toque de queda en todo el país

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, en una imagen de archivo Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, en una imagen de archivo

Ayer se abría la puerta y hoy se ha confirmado. El Gobierno de Castilla-La Mancha pedirá hoy mismo en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) establecer un toque de queda a nivel nacional para frenar el avance del coronavirus, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ejecutivo autonómico.

En cuanto a la duración y vigencia de la medida, Castilla-La Mancha esperará a los planteamientos que se expongan durante la importante cita de esta tarde para hacer una propuesta concreta, toda vez que no lleva una idea cerrada y quiere explorar acuerdos con el resto de comunidades autónomas para determinar el horario más eficaz.

Este miércoles, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, incidía en la necesidad de alcanzar un "planteamiento ahormado a nivel nacional" para combatir la pandemia. "Lo podemos llamar toque de queda o que no quedemos", destacaba en la inauguración de la ampliación de la plataforma farmacéutica Alloga en Borox (Toledo), donde aseguraba que lo que esta claro es que "esto requiere ya un planteamiento nacional".

En base al nuevo borrador del plan de 'Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19' que el Ministerio de Sanidad tiene previsto aprobar con el visto bueno de las comunidades autónomas en el marco del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), Castilla-La Mancha se encuentra en nivel medio de riesgo por coronavirus.

Nuestra región, debido a la reducción del número de contagios experimentada durante los últimos días, deja atrás el escenario de riesgo alto en el que se encontraba la pasada semana, un escenario que supondría, entre otras restricciones, limitar las reuniones a 6 personas, cerrar el interior de los bares, reducir al 30 % el aforo en el transporte público o suspender las competiciones deportivas.

Compartir