15 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

ACTO DEL DÍA DE LA CIUDAD

Casañ reivindica la determinación de los albaceteños por su ciudad por encima de colores políticos

El alcalde de Albacete Vicente Casañ ha expresado su “gratitud sincera” hacia aquellos que “desde posiciones distintas, desde quehaceres diferentes, desde opiniones varias, reman en la misma dirección: mejorar la vida de nuestros vecinos”.

Estas palabras las ha pronunciado en el transcurso del acto conmemorativo del Día de Albacete que ha tenido lugar en la tarde de este miércoles en el salón de actos del antiguo ayuntamiento, hoy Museo Municipal, y en el que la ciudad ha rendido homenaje póstumo al coronel músico, Francisco Grau Vegara; así como a la Subdelegación de Defensa en el 25º aniversario de su establecimiento en Albacete y a la Guardia Civil por el 175º aniversario de su creación.

Ante un auditorio colmado de autoridades, Casañ ha comenzado su intervención dando la enhorabuena a los homenajeados, al coronel subdelegado de Defensa, José Ramón de Cea Velasco, y al teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Jesús Manuel Rodrigo Sánchez, quienes han recibido el reconocimiento en nombre de las instituciones que representan. También el alcalde ha tenido palabras de cariño para Gloria Ramírez, viuda de Grau Vegara, “maestro de maestros, general músico y auténtica autoridad que tuvimos el honor de tener como director de nuestra Banda Sinfónica Municipal”, ha dicho.

En este acto, en el que se recuerda que hace 644 años que la ciudad recibió el Privilegio de Villazgo, el alcalde ha proclamado que Albacete es hoy una ciudad “a la medida de sus ciudadanos. Una ciudad para las familias, para las empresas que crean empleo, para la cultura, para el deporte, para la ciencia. Una ciudad de todos y para todos, abierta a quienes nos visitan, así como a quienes vienen a vivir con nosotros en busca de oportunidades de progreso vital”.

En este punto, Casañ ha recalcado que Albacete “es de sus vecinos”, “lo que define Albacete -ha añadido- no es un proyecto político, ni ningún pacto, ni ninguna oposición”, sino que lo que define a Albacete es “la determinación de los propios albaceteños por mejorar nuestra ciudad. Este ayuntamiento, que es el de todos, comparte, promueve y amplifica ese empeño y trabaja día a día para sentar las bases de ese desarrollo que todos deseamos, cada cual desde su legítimo punto de vista”.

El alcalde se ha mostrado convencido del potencial empresarial, social y económico de la ciudad, “tenemos empuje suficiente para lograr lo que queramos”, ha dicho, pero a continuación ha añadido, “necesitamos la colaboración interadministrativa que haga de la política algo valioso, que Diputación, Junta de Comunidades, Gobierno de España y Europa, cooperen, sin perder de lado ese espíritu luchador e inconformista”.

En este punto, Casañ ha recalcado que “todo el mundo es sabedor” de que la mejora de nuestras infraestructuras sanitarias, de nuestro hospital, es “la principal necesidad de nuestra ciudad” y ha advertido de que “no permitiremos ni un minuto de retraso”.

Ha mostrado también su ambición de que la ciudad “atienda a sus mayores combatiendo la soledad no deseada y proteja a niños y jóvenes alejándolos de los malos hábitos”, también ha deseado que “podamos decir que somos la ciudad del deporte 24 horas al día y que estamos mejor comunicados como lo estuvimos antes, que tenemos más cultura y más engarzada con los jóvenes y sueño también con la posibilidad de que Albacete alcance la condición de ser la ciudad más accesible de toda España porque todos somos susceptibles, en algún momento de nuestra vida, de tener problemas de movilidad”. También ha hablado Casañ de un Albacete más sensible hacia los animales de compañía y más exigente con sus dueños para que sea una ciudad “más limpia, más verde y más bonita, que sea más Albacete” y, todo esto, ha dicho solo es cuestión de “trabajo, trabajo y trabajo”.

“Claro que soñamos, pero lo podemos hacer realidad”, ha añadido el alcalde, “los políticos tenemos la obligación de hacerlo, sin excusas y sin perder tiempo en aquello que nos separa, quienes quieran más el ataque que el interés general, allá ellos, pero la política local es otra cosa”, ha añadido, “es luchar porque se haga realidad el hospital, por tener un gran polideportivo y al mismo tiempo que se reivindica al Gobierno de España que finalice infraestructuras vitales para la ciudad, arreglar las alcantarillas, señales, baches o farolas que se estropean”. Para ello, ha dicho, “nos apoyaremos en nuestros técnicos y trabajadores” y aplicaremos una política fiscal “seria y razonable” en la que prevalezca el interés general. 

El alcalde ha terminado su intervención con un nuevo alegato en favor del entendimiento, más aún en el momento actual que vive nuestro país, “en el que nos enfrentamos al peligro de resucitar viejos fantasmas, ahora que los extremismos se hacen fuertes, alimentándose precisamente de la confrontación con el contrario, quiero ahora más que nunca reclamar el diálogo, la moderación, el entendimiento y el consenso como única herramienta verdadera de progreso”, ha continuado Casañ, que se ha mostrado convencido de que si hay una manera de avanzar esa mediante el acuerdo.

“Nuestro país nunca llegó a ninguna parte cuando anduvimos divididos, sino a la catástrofe, la contienda y la ruina moral. En cambio, cuando los distintos nos hemos dado la mano tendiendo a los espacios comunes de entendimiento, nuestro país ha avanzado de manera indiscutible. Nunca llegaremos lejos si no caminamos juntos quienes, más allá de las diferencias, somos capaces de entendernos”.

“Porque como dijo un gran líder político, cuando estuvimos enfrentados fuimos débiles, pero juntos seremos imparables”, ha concluido.

COMPARTIR: