PODRÍAN SUPERAR LOS 180.000 EUROS

El Ayuntamiento de Daimiel aprueba ayudas para autónomos y emprendedores

Leopoldo SIerra, alcalde de Daimiel, durante la celebración del Pleno Leopoldo SIerra, alcalde de Daimiel, durante la celebración del Pleno

El ayuntamiento de Daimiel ha intensificado la línea de ayudas directas dirigidas a autónomos y emprendedores con dos nuevas acciones. Se persigue, según ha informado el Consistorio mediante una nota de prensa, "agilizar su concesión y apoyar al pequeño empresariado que se ha visto obligado a cerrar, pausar su actividad, o que, en cualquier caso, comprueba cómo su volumen de negocio es muy inferior debido el estado de alarma decretado por la COVID-19".

Son prestaciones municipales que se suman a otras dos más dirigidas al sector empresarial y que fueron debatidas el lunes por la noche en pleno ordinario. En concreto, se presentó la 7ª Base reguladora de pago de cuotas a la Seguridad Social para empresarios autónomos emprendedores. Junto a este soporte, el expediente incluía las 5ª Bases reguladoras a la contratación para autónomos y microempresas con el ánimo de seguir contribuyendo el estímulo de la actividad económica daimieleña y complementar otras ayudas de las administraciones competentes.

Un bagaje que la concejal de Autónomos y Emprendedores, Cruces Sánchez de Pablo, recalcaba por haber beneficiado en este tiempo a 108 autónomos, lo que ha supuesto 78.000 euros y 16 contrataciones a razón de 19.000 euros. Ahora, la administración local pone sobre la mesa 159.000 euros, y reserva 24.000 euros más, para dar respuesta a los autónomos y microempresas lo que supone un importe total que supone una de las mayores inversiones que se han producido en la última década en Daimiel, como destacó la edil.

Autónomos y pequeños empresarios se beneficiarán de una partida fijada en 120.000 euros y con posibilidad de llegar hasta los 144.000 euros con el ánimo de “dar cobertura a un mayor número de autónomos” mediante una serie de ayudas “directas” e “inmediatas” de 300 euros con sello municipal. La mirada está puesta en microempresas que se hayan visto obligadas a cerrar por los reales decretos que regulan el estado de alarma, que hayan cesado su actividad o que, hayan experimentado una reducción significativa de su volumen de negocio en un 60 % teniendo en cuenta la comparativa del segundo semestre de este año con respecto al anterior. El objetivo es inyectar liquidez de manera inmediata en las pequeñas economías de Daimiel.

En cuanto a la primera de las cuatro líneas, los autónomos optan con la nueva convocatoria a 1.500 euros de ayuda máxima. Se les financia el pago de las cuotas a la Seguridad Social de los autónomos durante los seis primeros meses y los gastos de todo tipo vinculados siempre al inicio de la actividad. El periodo de cobertura se extiende desde el 1 de julio de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2020, con el objeto de que a partir de la próxima convocatoria se referencie al año natural.

De las ayudas de contratación, explicó Sánchez de Pablo, hasta este momento no tenían acceso aquellas empresas que habían tenido un ERTE en los últimos años, pero por la situación del momento, se ha prescindido de ese requisito previo en esta edición.

Como en 2020 se ha producido un incremento en los coeficientes de situación del IAE, también se articula una línea de ayuda de 30.000 euros, para aquellas empresas o autónomos que liquiden este impuesto acreditando que su actividad se ha reducido un 75 % en el segundo trimestre de 2020 con respecto a 2019. A cambio, obtendrá el 50 % de la diferencia existente entre su liquidación de 2020 y 2019 con el objetivo de “amortiguar” parcialmente esa subida.

Todas recibieron el visto bueno de los grupos municipales, a excepción de la última (IAE), en la que IU votó en contra por entender su portavoz, Galo Sánchez-Bermejo, que esta partida “estaría mejor utilizada en los autónomos”. Mientras, el grupo socialista las apoyó del todo. Miguel Rodríguez consideró que es “un paso adelante” y resulta “positivo a cualquier nivel”.

Estímulo para superar la crisis del coronavirus

Por su parte, el alcalde, Leopoldo Sierra, coincidió con el resto de portavoces en defender los negocios de la localidad y la compra en ellos. Un gesto que se viene incentivando desde el propio consistorio con una campaña de difusión comercial con el objetivo, junto a las cuatro líneas de ayudas, de “reducir los efectos negativos” que se han generado en los últimos meses a raíz del coronavirus.

Del mismo modo, Sierra interpeló al portavoz de IU, que preguntó al equipo de Gobierno “si se daría así mismo una subvención con 47 despidos”, que distinga entre “despidos” y “finalización de servicio”, ya que, en los segundos, le precisó, se garantiza el volver a ejercer la actividad cuando ésta regrese a la normalidad.

Compartir
Update CMP