EN DOÑANA Y LANZAROTE

De palacio en palacio: así está pasando las vacaciones navideñas Pedro Sánchez

Pedro Sánchez en las costa de Lanzarote. Imagen de La Razón
Pedro Sánchez en las costa de Lanzarote. Imagen de La Razón

El pasado 29 de diciembre Pedro Sánchez aterrizaba en Lanzarote a bordo del Falcon 900B oficial acompañado por su mujer, Begoña Gómez (43), sus hijas, Ainhoa (13) y Carlota (11), y su perrita, Turca, que es un miembro más de la familia, para iniciar sus vacaciones de fin de año en La Mareta, en costa Teguise.

Como recuerda La Otra Crónica (LOC) de El Mundo, se trata de un palacio que el rey Hussein de Jordania regaló a Don Juan Carlos en 1989 y que ahora ha sido elegido por Sánchez para disfrutar de una semana de descanso en Nochevieja, tras pasar la Navidad con su familia en el palacio de Las Marismillas, que fue residencia de los duques de Tarifa y hoy es propiedad del Estado, que está ubicado en pleno parque nacional de Doñana.

Tras regresar a Madrid el miércoles 26, se desplazó al día siguiente a Mali para visitar a las tropas españolas allí destacadas, y el 28, tras el último Consejo de Ministros del año, volvió a calentar los motores de su Falcon para disfrutar de su segunda etapa de vacaciones en Lanzarote.

El lugar elegido por Sánchez es un modernísimo palacio que el Rey Felipe VI donó en diciembre de 2015 a la isla "para ponerla al servicio de los intereses turísticos de España". Según explicó el entonces ministro de Turismo, José Manuel Soria, la idea del monarca era que mandatarios y personalidades mundiales fueran invitados para promocionar la marca España o se celebraran eventos relacionados con el turismo o la cultura. Allí se han alojado desde el canciller alemán Helmut Kohl al presidente de la antigua URSS Mijail Gorbachov o el checo Václav Havel, aunque la Familia Real, su propietaria, lo ha disfrutado muy poco.

Estuvieron en 1993 tras la muerte de Don Juan y el 2 de enero de 2000 falleció allí Doña María, madre del Emérito, tras pasar la Nochevieja con la Familia Real, por lo que no les trae muy buenos recuerdos. Quizá por eso, desde entonces sólo en navidades de 2005 pasaron unos días Don Felipe y Doña Letizia con Leonor recién nacida.

No obstante, conviene remarcar que Sánchez no es el único presidente del Gobierno que lo ha utilizado para pasar unos días de descanso. En su día por él también pasaron José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero sin levantar controversias.

Estas vacaciones se unen a otras polémicas que han envuelto a Sánchez desde que ocupa el sillón presidencial como el viaje en Falcon al Festival de Benicassim para acudir a un concierto de The Killers o la utilización de un helicóptero para asistir a la boda de su cuñado en La Rioja.

COMPARTIR: