EN 2020 ATENDIÓ A 12.300 PERSONAS

Castilla-La Mancha renueva con Cruz Roja el convenio para combatir la pobreza energética

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha renovado este jueves con el presidente de Cruz Roja Castilla-La Mancha, Jesús Esteban, el convenio de colaboración, en su sexta edición, para el desarrollo del Plan contra la Pobreza Energética, que contará con un millón de euros en ayudas en 2021 y que el pasado ejercicio atendió a 12.283 personas.

Según ha explicado Sánchez, el Plan, que se puso en marcha en 2016, tiene un objetivo doble, por un lado ofrecer ayudas económicas para combatir la pobreza energética y, en segundo lugar, paralizar los cortes de suministro energético que se pueda producir en cualquier hogar de la región para evitar que se queden sin energía y agua caliente.

"Se trata de poder conservar la dignidad de la vida de las personas en sus hogares", ha expresado, indicando que el convenio prevé una ayuda económica de 150 euros, cuando así lo prescriban desde los Servicios Sociales de Atención Primaria, "que se podrá recibir hasta en dos ocasiones a lo largo del año 2021", ha manifestado. También contempla la incorporación de las Ayudas de Emergencia Social para prevenir cortes de suministros energéticos.

El presidente de Cruz Roja en la región ha destacado la "sensibilidad" del Gobierno autonómico hacia todos los temas relacionados con la pobreza, sobre todo cuando inciden en la población infantil, y ha resaltado que desde que se inició la firma de estos convenios "no se le ha cortado a nadie la luz en Castilla-La Mancha por falta de pago".

Ha resaltado, asimismo, la agilidad del sistema para conceder esas ayudas, que en función de las circunstancias se pueden llegar a dar dos veces al año a una familia, ya que aunque lo normal es que se paguen en diez días, el pasado año la media estuvo en cuatro días.

Balance de 2020

La consejera de Bienestar Social ha aprovechado para hacer balance de las ayudas concedidas en virtud del Plan contra la Pobreza Energética en 2020, de las que se beneficiaron 12.283 personas, de los cuales 6.188 son menores, lo que supone que unas 5.000 familias han recibido esa ayuda.

En cuanto a la paralización de cortes de suministro eléctrico, "han sido un total de 297 hogares los que se han visto beneficiados por los convenios con las compañías suministradoras y 635 personas beneficiadas, de las que el 38,26 por ciento son menores".

De estos, "se ha intervenido en 256 hogares para paralizar cortes de suministro energético y en 41 hogares se ha producido reposición de suministro en 24 horas tras la intervención de los Servicios Sociales de Atención Primaria y Cruz Roja Castilla-La Mancha", ha subrayado.

Además, los Servicios Sociales de Atención Primaria han realizado 3.541 intervenciones durante el año 2020, en su mayoría relacionadas con el acceso a las ayudas económicas de pobreza energética.

Desde el año 2016 han sido 89.796 las personas que se han beneficiado del Plan contra la Pobreza Energética del Gobierno de Castilla-La Mancha, de las que 41.457 son menores.

Compartir