AGUA

El alcalde de Seseña lleva a la Junta al Tribunal Económico Administrativo por "arbitrariedad"

García-Page y Velázquez en una imagen de archivo
García-Page y Velázquez en una imagen de archivo

El alcalde de Seseña (Toledo), Carlos Velázquez, ha exigido al Gobierno regional que actúe "con justicia y transparencia" para garantizar la legalidad en el cobro de las facturas de compra de agua en alta de los municipios que integran de la Mancomunidad de la Sagra Alta, exigiendo a los deudores el pago de sus deudas y sin causar perjuicios a los municipios que están al día en sus pagos.

El Ayuntamiento de Seseña ha presentado un recurso ante Tribunal Económico Administrativo Regional contra el expediente de responsabilidad solidaria por el que se reclama al Ayuntamiento de Seseña el importe de 786.743,26 euros por las deudas de la Mancomunidad por el pago del abastecimiento del agua en alta, a pesar de que el Consistorio, según ha informado en un comunicado, ha pagado todas las facturas emitidas de agua a la Mancomunidad y se encuentra al corriente de pago por este concepto.

El alcalde ha señalado que "se trata de un asunto de extrema gravedad porque lo que no vamos a permitir es que los vecinos de Seseña paguen el agua de otros municipios, que es lo que está pretendiendo el gobierno de García-Page. Nosotros no debemos un solo euro de agua a la Mancomunidad y, por supuesto, no vamos a pagar nada que no corresponda a Seseña y al abastecimiento de Seseña".

La deuda que reclama el Gobierno regional corresponde a los municipios de la Mancomunidad que no han pasado sus facturas de compra de agua, principalmente Carranque, gobernado por Podemos, Numancia de la Sagra, gobernado por el PSOE y Ugena, gobernado también por el partido socialista y que es el municipio con mayor deuda con la Mancomunidad. Se da la circunstancia, además de que el alcalde de Ugena es también el presidente de la Mancomunidad de la Sagra Alta, porque así lo ha querido el Partido Socialista, que está al frente del gobierno regional.

"De esta forma, el gobierno socialista castiga a los municipios que cumplen con su obligación, a los que se causa un perjuicio económico irreparable. Mientras tanto, los municipios socialistas que no pagan obligan a los demás a pagar sus facturas pendientes con la Mancomunidad", ha destacado.

Por este motivo, la representante del Ayuntamiento de Seseña en la Mancomunidad, la concejal Rosa Laray, ha reclamado en los plenos de la Mancomunidad, la dimisión del presidente "porque no es lógico que el principal deudor de la mancomunidad y el que causa este problema al resto de municipios siga estando al frente, por el conflicto de intereses que genera, sobre todo cuando no se ha informado sobre la deuda de los ayuntamientos durante mucho tiempo".

Según establecen los estatutos de la mancomunidad este organismo debería haber reclamado judicialmente el pago de las facturas a los municipios que no han pagado en el periodo voluntario.

Asimismo, Velázquez ha explicado que "lo que debería haber hecho la Dirección General de Tributos es reclamar a los municipios morosos el pago de su deuda o retener las aportaciones al Ayuntamiento que no pague sus cuotas, por tributos o recursos locales u otras participaciones en los ingresos del Estado". Pero en lugar de eso, lo que ha hecho el gobierno de García-Page, afirma el primer edil, "es repartir la deuda en función de la proporción de consumos de agua en alta cada municipio, por lo que, si aceptásemos esa resolución, la mayor parte de la deuda de los municipios morosos la pagarían finalmente los municipios más grandes, como es el caso de Seseña".

COMPARTIR: