FALTA LA DECISIÓN DEFINITIVA DEL MINISTERIO

Enresa cierra el concurso y renuncia al proyecto del almacén nuclear de Villar de Cañas

Enresa, la empresa pública encargada de los residuos nucleares, ha decidido poner punto final al concurso que abrió en 2014 para construir el denominado Almacén Temporal Centralizado (ATC) en Villar de Cañas (Cuenca), tal como ha informado este martes el diario El País.

Esta empresa lanzó ese concurso para la ejecución de la obra civil principal de aquel silo —que estaba ideado para guardar los residuos de alta intensidad de todas las centrales nucleares de España—. Pero la adjudicación de la obra, que ascendía a más de 217 millones, nunca se llegó a realizar, debido a las dudas sobre los terrenos elegidos para levantar el almacén y, luego, al cambio de Gobierno central.

El proceso ha permanecido paralizado desde febrero de 2015. Ahora la actual dirección de Enresa ha decidido enterrarlo definitivamente y renunciar a un concurso en el que ni siquiera se llegaron a abrir los sobres con las ofertas, según informan fuentes del sector. La decisión final en todo caso depende del Ministerio para la Transición Ecológica, actualmente no muy partidario de este almacén nuclear.

Esta decisión, según El País, se interpreta como un nuevo paso hacia el fin del ATC en Villar de Cañas, un proyecto en el que Enresa se ha gastado unos 90 millones de euros pero que el Ejecutivo de Pedro Sánchez decidió frenar cuando llegó al poder en 2018 ante las polémicas y la fuerte oposición del Gobierno de Castilla-La Mancha presidido por Emiliano García-Page.

Aunque se decidiera seguir adelante con el silo en ese municipio de Cuenca, se necesitaría un nuevo concurso porque los informes que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha emitido en este último lustro imponen importantes modificaciones, señalan fuentes conocedoras de todo el proceso. 

Aunque el alcalde de Villar de Cañas, el 'popular' José María Saiz (PP), ha asegurado que el Almacén Temporal Centralizado (ATC) "se va a hacer" con un  nuevo concurso, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha asegurado que la decisión de Enresa de dejar caer el concurso de adjudicación de la construcción del Almacén Temporal Centralizado en Villar de Cañas "viene a conformar", como adelantó la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que dicho proyecto "está paralizado y es irrecuperable".

"En el futuro se planteará la política de residuos nucleares que se establece para toda España. La resolución final ha de partir del propio Gobierno de España y de la ministra", ha concluido.

Sin embargo, la portavoz del PP en las Cortes, Lola Merino, ha preguntado a los periodistas durante una rueda de prensa si están seguros de que no se va a construir el almacén nuclear en Cuenca. "¿Han escuchado ustedes una respuesta firme por parte del Ministerio de Transición Ecológica de que realmente no vaya haber ATC en Cuenca?", se ha preguntado.

Ciudadanos, por su parte, ha pedido que este asunto se resuelva "de una vez por todas" porque "son demasiados años donde se tiene a muchos municipios de la provincia de Cuenca pendientes de si el ATC sale o no adelante". El diputado regional de Cs David Muñoz ha vuelto a insistir en que tienen que ser los criterios de los técnicos los que tengan valor por encima de los criterios políticos.

 Finalmente, ha sido el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Fernando Mora, quien ha preguntado al presidente del PP, Paco Núñez, por qué insiste "tanto" en que el ATC se haga en Villar de Cañas. Así, ha pedido al PP que "deje de tomar el pelo" a los castellano-manchegos y le ha echado en cara "los 90 millones de euros que se gastaron" ellos en el proyecto de cementerio nuclear, un dinero que, según ha dicho, podían habérselo dado a los agricultores.

Compartir