20 de febrero de 2018
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LOS PRINCIPALES AFECTADOS SON LOS GANADEROS

Las consecuencias de la sequía: horas de espera para conseguir agua en varios pueblos de Toledo

Los ganaderos de las diez localidades que integran la mancomunidad de servicios Cabeza del Torcón, en Toledo, son los principales afectados por la escasez de precipitaciones y por las consiguientes restricciones de agua que llevan sufriendo los ciudadanos de esta decena de municipios desde hace ya cien días.

Aunque las restricciones a los domicilios llegaron el 6 de noviembre, los propietarios de las explotaciones ganaderas, que suman hasta 95.000 cabezas de vacuno, sufren desde este verano la escasez de agua en el pantano del Torcón, que a día de hoy, y a pesar de las últimas lluvias está al 11 por ciento de su capacidad, con 0,77 hectómetros cúbicos de agua embalsada aunque tiene cabida para 7 hectómetros.

Según han explicado a Efe responsables de varias empresas de cría y comercialización de animales vivos, los controles en el abastecimiento del agua procedente del embalse del Torcón han motivado que muchos ganaderos tengan que hacer uso de pozos, pero estos depósitos también se están secando por la falta de lluvias.

Al respecto, un ganadero de Menasalbas ha explicado que ya han tenido que recurrir a la compra de agua para almacenarla en sus propios depósitos y a pozos cedidos por los ayuntamientos, lo que ha motivado que cada vez que acuden a por el líquido elemento "puedes encontrarte que hay cola y que tienes que esperar varias horas", ha subrayado.

Otro empresario del sector, en este caso de Pulgar, también ha comentado que, si los depósitos ubicados en sus terrenos carecen de reservas, la mejor alternativa que tienen es alquilar los de otras zonas, siempre y cuando no estén siendo usados ya.

Sobre este punto, otro ganadero integrante de una cooperativa formada por propietarios de varias poblaciones, Francisco Alameda, ha resaltado que esta circunstancia les eleva los costes de producción y, por tanto, tienen que reducir el número de reses destinadas a la venta.

La Asociación de Jóvenes Agricultores y Ganaderos (Asaja) han recordado que esta escasez de agua pone en peligro las exportaciones de vacuno que muchas empresas de la zona efectúan a Países Árabes, al igual que los contratos que ya tienen cerrados.

Tello ha paralizado sus planes de crecimiento

Otro de los efectos negativos de la falta de agua en esta zona es que el Grupo de Alimentación Tello, que tiene su sede en Totanés -una de las localidades afectadas por la sequía-, ha paralizado sus planes de crecimiento.

No obstante, hay otros sectores a los que las restricciones no han perjudicado su actividad, como es el caso de la cooperativa "San Antón" de Totanés, dedicada a la producción de pienso para consumo animal.

En este caso, han aseverado que su labor diaria no se ha visto mermada en ningún momento, mientras que Asaja ha comentado que este tipo de negocios han visto incluso mejorada su actividad "porque al no llover hay menos pastos y al no haber pastos los ganaderos tienen que comprar más pienso", han apostillado, un hecho que sigue aumentando los costes para estos ganaderos.

Suficiente para el consumo humano

Mientras, los 15.000 vecinos de los diez municipios afectados por los controles se han adaptado mejor a esta situación, "porque con lo que pasan hay suficiente para el consumo humano", ha declarado la alcaldesa de San Martín de Montalbán, María del Carmen Barrios.

En concreto, a cada residente de estos diez municipios les corresponde un consumo de 200 litros por día, tal y como ha recordado el presidente del órgano mancomunado y alcalde de Cuerva, Víctor Cerezo, que ha explicado que se hace el cómputo total de los habitantes que tiene cada pueblo para contar cuánta agua se puede consumir al día en cada uno de los municipios.

Así, ha resaltado que hay pueblos en los que, en función de la cantidad de agua que se demande, se aplican cortes que pueden ir desde las nueve de la noche hasta las nueve de la mañana en algunos casos, como ya ha ocurrido en Menasalbas, aunque ha valorado que en general las cantidades de agua destinadas son suficientes porque "la gente está muy mentalizada y ahorra".

Cerezo ha destacado que la política de restricciones que están llevando a cabo desde hace cien días les ha permitido alargar la reserva de agua hasta casi el mes de mayo, si bien ha subrayado que todo dependerá de las lluvias que se registren durante el inverno.

No obstante, ha comentado que antes de que se produjeran las últimas precipitaciones llegaron a un punto en el que las reservas comenzaron a escasear, e incluso "costaba potabilizar ya el agua".

La mancomunidad de servicios Cabeza del Torcón la integran las localidades de Casasbuenas, Cuerva, Gálvez, Menasalbas, Noez, Pulgar, San Pablo de los Montes, San Martín de Montalbán, Totanés y Las Ventas con Peña Aguilera.

COMPARTIR: