DICE QUE ES POR LEALTAD INSTITUCIONAL

El Gobierno de Sánchez se lava las manos en el caso de los seis jóvenes "repobladores" condenados a cárcel en Castilla-La Mancha

Audiencia Provincial de Guadalajara Audiencia Provincial de Guadalajara

El Gobierno central ha señalado que no actuará en el caso de Fraguas y el posible indulto de los seis jóvenes repobladores de esta aldea de la Sierra de Guadalajara condenados por un delito contra la ordenación del territorio, por "lealtad institucional".

Así ha respondido a una pregunta del portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, en la que preguntaban si el Gobierno se planteaba el indulto ante el Ministerio de Justicia para los jóvenes de Fraguas afectados por esta causa que instruye el Juzgado número 4 de Guadalajara.

Los seis repobladores de Fraguas fueron condenados a penas de cárcel por un delito de usurpación y otro contra la ordenación del territorio tras la denuncia de la Junta de Castilla-La Mancha por haber edificado sin permiso en una zona incluida en un parque natural.

En concreto, la respuesta del Gobierno a dicha pregunta, así como a otras de Compromís en las que se interesan por saber si el Gobierno intercederá ante el Ejecutivo de Castilla-La Mancha para propiciar un acuerdo con los procesados y evitar el derribo de las construcciones, ha sido que "uno de los principios cardinales de la relación entre el Gobierno de España y los gobiernos de las comunidades autónomas es la lealtad institucional".

En este sentido, se argumenta en la respuesta, "resulta indudable que interferir en una decisión adoptada por un Gobierno autonómico, sin que dicha intervención del Gobierno estatal esté prevista por el ordenamiento jurídico, seria desconocer el citado principio de lealtad institucional".

Compartir
Update CMP