PROYECTO DE ORDENANZAS FISCALES

PP y Cs proponen impuestos más bajos en Toledo e IU pide que se exijan a la Iglesia

La concejal del PP en el Ayuntamiento de Toledo, Amparo Granell, ha lamentando que "dada la situación de crisis actual que atraviesan los autónomos, las pymes y las familias de la ciudad" la única bajada contemplada en el Proyecto de Modificación de Ordenanzas Fiscales propuestas por el Gobierno socialista sea un "irrisorio 0,5 % en el IBI urbano", que además coincide con la bajada del IPC interanual.

Para Granell, "la histórica bajada fiscal" anunciada por la alcaldesa, es realmente "mísera" pues consiste en que en "un recibo de 500 euros vamos a dejar de pagar 2,5 euros", ha informado el PP en nota de prensa.

Para la concejal 'popular', "estamos en un momento en el que la economía de las empresas y de las familias de Toledo necesita ayudas en forma de bajada de la presión fiscal, tal y como vamos a plantear en las alegaciones que hagamos desde el PP", a las nuevas Ordenanzas Fiscales.

Y es que, tal y como ha explicado, "el motor económico de la ciudad, que son la hostelería y el turismo, está parado" teniendo en cuenta que, según datos del mes de agosto, "visitaron la ciudad 29.189 viajeros menos que en 2019, que hay 21 establecimientos hosteleros abiertos menos que hace un año y que, de acuerdo a esos mismos datos, "236 personas menos que en 2019 están trabajando en este tipo de negocios".

Una crisis que, tal y como ha denunciado la concejal 'popular', no ha contado con la ayuda necesaria del Ayuntamiento para superarla, "pues en Toledo el Gobierno de Tolón no ha sido capaz de aprobar aún ningún tipo de ayuda directa para este sector, ni poner en marcha facilidades para favorecer su supervivencia, como sí han hecho la mayoría de ciudades".

Cs presentará 18 enmiendas

 

Por su parte, Ciudadanos propone bajar hasta en 10 euros el recibo de basura en Toledo y un 0,5 % el resto de tasas conforme a la caída del IPC además de reducir tipos del IBI y plusvalías. "Aliviar la carga fiscal a vecinos y empresas en esta crisis, incentivar la generación de empleo y fomentar la sostenibilidad".

Con estos objetivos, el grupo municipal de Cs presentará 18 enmiendas al proyecto de ordenanzas fiscales y precios públicos elaborado por el Gobierno local para 2021, ha informado el partido en nota de prensa.

Así lo ha adelantado en rueda de prensa su portavoz, Esteban Paños, quien insiste en que "ha llegado el momento de bajar la presión fiscal y hay margen para hacerlo sin poner en riesgo los servicios públicos ni la atención a los más vulnerables durante la pandemia".

Entre las enmiendas de Cs en materia fiscal, destaca la "bajada de 6 euros en todos los recibos de basura y de 10 en los casos en los que no exista actividad". Según Paños, "existe un desajuste entre la recaudación y el coste de un servicio que, además, es ineficiente". Así, ha criticado las constantes prórrogas de una "contrata ya obsoleta", el "baldeo irrespetuoso con el medio ambiente" o la imposibilidad de reciclar en el casco.

Para el resto de tasas, los concejales de Cs plantean una "bajada del 0,5 % conforme a la caída del IPC interanual". Paños ha recordado que en 2020 todas las tasas municipales, salvo la ORA, subieron un 0,3 % de acuerdo al IPC y ha sugerido que "es justo que ahora el gobierno local use el mismo criterio". El edil ha asegurado que es una "propuesta perfectamente asumible porque supone apenas 60.000 euros".

 

IU presenta 21 alegaciones

El Grupo Municipal de Izquierda Unida-Podemos de Toledo ha registrado un total de 21 alegaciones a las ordenanzas fiscales establecidas en el Consistorio toledano con el objetivo prioritario de hacer un Toledo "más justo, sostenible y solidario".

Así lo ha explicado en rueda de prensa telemática el portavoz de Izquierda Unida-Podemos de Toledo, Txema Fernández, indicando que las ordenanzas fiscales de 2021 tienen que ser el instrumento más útil para generar igualdad social y justicia, ha informado la formación en nota de prensa.

Fernández ha señalado que para hacer un Toledo más justo y solidario es necesario que la fiscalidad del Consistorio toledano trate por igual a todos. Por ello, ha reiterado que se tiene que cobrar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto de Construcciones, Infraestructuras y Obras (ICIO) a los establecimientos de la Iglesia que tienen negocios o sin culto en la ciudad de Toledo.

En el sentido de justicia y solidaridad, ha apuntado que han presentado una alegación para cobrar 1.000 euros a los bancos por cada cajero automático que de a la calle y, por lo tanto, esté ocupando vía pública. "Es una oportunidad de ingreso de quien más tiene para ayudar en estos momentos tan difíciles a muchos toledanos y muchas toledanas que lo están pasando mal", ha aseverado.

Sobre propuestas en materia medioambiental, ha subrayado que han registrado una alegación para bonificar un 30 por ciento en el IBI a las empresas que apuesten e implante de manera decidida el uso de energías alternativas como solares o eólicas, entre otras.

Compartir