COMISIÓN PARLAMENTARIA

Gutiérrez y Martínez Chana presentan sus recetas para luchar contra la despoblación en Toledo y Cuenca

Álvaro Gutiérrez y Álvaro Martínez-Chana Álvaro Gutiérrez y Álvaro Martínez-Chana

Los presidentes de las diputaciones de Toledo y Cuenca, Álvaro Gutiérrez, y Álvaro Martínez Chana, respectivamente, han aportado este martes algunas soluciones para combatir la despoblación en sus provincias y que, a su entender, pasan por una compensación para los territorios que tengan "un déficit crónico" en sus transportes o lanzar una imagen positiva de los pueblos para luchar contra su imagen peyorativa.

El primero en tomar la palabra en la Comisión de Despoblación de las Cortes ha sido el presidente de la Diputación de Toledo quien ha expuesto un decálogo de medidas para hacer frente al "desafío" que, ha dicho, supone la despoblación.

Entre estas medidas ha señalado que la sanidad, la educación y los servicios sociales se presten en igualdad de condiciones. "Un pueblo sin educación o médico está abocado a desparecer", ha dicho, para abogar también por establecer medidas de conciliación en los pueblos para que los trabajadores no vean en riesgo sus trabajos.

A su juicio, la lucha contra la despoblación pasa también por llegar a un acuerdo "entre todos y para todos" para luchar contra la despoblación, que iría desde la administración local, a la provincial, pasando por la regional y la nacional para llegar a Europa.

Así las cosas, el presidente de la Diputación de Toledo ha considerado que el mundo rural necesita también que se reconozca su naturaleza y su tamaño, ya que "no es lógico" que las leyes urbanísticas, por ejemplo, sean iguales para Madrid que para un pueblo de 150 habitantes.

"Garantizar su futuro"

Álvaro Gutiérrez también ha reivindicado que el Estado vuelva a financiar las obras en infraestructuras en los pueblos porque es "garantizar su futuro", así como una "urgente" reforma del sistema de financiación local que dote de recursos a los municipios.

Otro punto para solucionar que el medio rural se vacíe, según el presidente de la Diputación de Toledo, pasa por un sistema de transporte y movilidad adaptado a las necesidades del mundo rural. Un debate que dicho que hay que abordar "urgentemente".

En este punto, ha reivindicado "con fuerza" al Gobierno de España una compensación para aquellos territorios que tengan "un déficit crónico" en sus transportes y que por carecer de ellos ni siquiera formen parte del reparto de 800.000 millones de euros del Gobierno para compensar al transporte público urbano por la crisis.

También ha puesto en valor Álvaro Gutiérrez el mundo agrario rural y un modelo de ayudas al mismo, momento en el cual ha señalado que es "fundamental" el agua y que "todos" deben estar "a una" en su defensa por que es "fundamental" para el sector.

Incentivar un turismo de interior basado en el descanso y las experiencias o poner en valor el sector forestal, son dos ejes más del decálogo que ha presentado el presidente de la Diputación de Toledo, que ha añadido que este punto y los anteriores no pueden llevarse a cabo sin inversión de capital para emprendedores mediante incentivos para que zonas en "gran peligro" de despoblamiento se vean beneficiadas, proponiendo modificar el impuesto de sociedades.

Finalmente, el titular de la Institución provincial toledana ha solicitado en la lucha contra la despoblación parar el proceso de exclusión financiera que sufren los pueblos, atajar la brecha digital y apostar por el teletrabajo, dotando al mundo rural de unas "conexiones dignas".

Condiciones "necesarias"

De su lado, el presidente de la Diputación de Cuenca ha iniciado su comparecencia señalando que hay dos condiciones "necesarias" para que la gente viva en el mundo rural, tales como el trabajo, aprovechando ahora el teletrabajo; y los servicios, con sanidad, educación y servicios sociales "de primera", al igual que transporte y comunicaciones.

Igualmente, ha abogado por otros servicios como el acceso a Internet, que será "clave" para que quienes apuesten por el teletrabajo lo hagan en las mejores condiciones; por abordar el problema de la seguridad ciudadana ante el cierre de cuarteles de la Guardia Civil y por potenciar el ocio.

Sin embargo, Martínez Chana ha indicado que siendo necesarios tanto el trabajo como los servicios, no son suficientes para luchar contra la despoblación y por ello ha añadido que hay que luchar contra la imagen peyorativa del mundo rural que hace que vivir en un pueblo se vea como "algo inferior" a si se vive en la ciudad. "Es fundamental lanzar una imagen positiva de nuestro mundo rural", ha señalado.

Segunda descentralización

"Pero no cabe duda que también tiene que haber una política de Estado para poder paliar la situación y que nos lleve a una segunda descentralización del modelo productivo. Hacer eso es ponernos en la dirección y los vientos que soplan a nivel internacional", ha argumentado.

Para ello, ha indicado que en esta políticas de estado "es clave" trabajar en los objetivos de la agenda 2030 o apostar por un turismo de calidad ya que "hay mimbres para ello" pero, bajo su punto de vista, hace falta saber venderse. A ello ha añadido la explotación de los recursos naturales del medio rural.

En este punto, también se ha referido el presidente de la Diputación de Cuenca al agua y garantizar su acceso, a abordar las pertinentes reformas fiscales para que haya una discriminación positiva hacia el mundo rural o que se aborde todo lo relativo a la financiación local.

No obstante, y pese a todo ello, ha indicado que aunque se pongan encima de la mesa medidas estatales y regionales, si un pueblo "no lucha" va a ser difícil que sobreviva. "Los habitantes del medio rural estamos en peligro de extinción", ha dicho para concluir que ve el futuro con optimismo y que en el momento actual hay una oportunidad para los pueblos.

Por su parte, Luis Enrique Hidalgo, de la Asociación para el Desarrollo de la Comarca de Talavera, ha denunciado los problemas que lleva consigo el desarrollo de la economía en el medio rural, tales como luchar contra la brecha digital, dificultades en el transporte o las adversidades en el desarrollo económico.

Tras ello, ha propuesto algunas soluciones que pasan, en cuanto a la brecha digital, por mejorar las infraestructuras para instalar fibra óptica o Internet vía satélite; a lo que ha unido proyectos como los autobuses digitales para enseñar a la población rural a usar Internet u ofrecer servicios como banca digital o servicios médicos.

Respecto al transporte, ha dicho que pasar "si o si" por la mejora de las carreteras y mejorar el transporte público en autobús, complementándolo con alternativas digitales como el uso compartido de vehículo o las plataformas VTC.

Finalmente, sobre las dificultades económicas de las zonas rurales ha dicho que las soluciones pasan comercializar productos de los empleados locales, adaptar la normativa al mundo rural en su desarrollo y promover bonificaciones fiscales y de la seguridad social.

Por último, Cristina Coral, de la Asociación 'Promoción y Desarrollo Serrano', ha pedido adaptar la normativa a las necesidades de la población en el mundo rural. "Soluciones a todos los niveles adaptándolas a las reglas del juego del entorno al que se aplican las normas", ha dicho.

También ha propuesto que esta nueva década sea la del desarrollo rural para que cualquier acción desde la administración tenga en cuenta la singularidad de los pueblos, trabajar en las zonas con déficit poblacional extremo, cambiar la visión "denostada" del mundo rural o una financiación que tenga en cuenta el factor de la despoblación.

Finalmente, ha demandado dotar de fibra y la tecnología "más puntera" de telecomunicaciones a los pueblos; mejoras en carreteras; apoyar a los agricultores y los ganaderos; apostar por lo servicios porque sin ellos "la población marcha en su búsqueda", una cartilla sanitaria nacional; o la creación de miniresidencias para mayores.

Compartir
Update CMP