23 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

TERRIBLE SUCESO EN FRANCIA

Una niña de tres años vive sola durante seis días junto al cadáver de su madre

Terrible suceso en Francia. Lo cuenta este domingo el diario El Mundo a partir de una información de Le Parisien. La pequeña Lila pensó que su madre estaba dormida. De hecho, la niña de tres años y medio permaneció varios días sola en un apartamento de Perpiñán, donde su madre yacía cadáver. Todo terminó este jueves a media tarde cuando Sylvie, una vecina del edificio y otra madre entraron en el apartamento.

"Me pareció extraño que la niña estuviera durmiendo en el balcón. Pero cuando le preguntaba, todos los días, ella invariablemente respondía que su madre estaba durmiendo, lo cual era plausible ya que la joven vive principalmente de noche. Un día finalmente añadió que mamá estaba durmiendo en el baño. Así que fuimos a la comisaría de policía para explicar todo esto", explica la vecina, que el viernes por la noche estaba todavía en shock emocional de esta tragedia absoluta a trescientos metros de la comisaría de policía, según publica Le Parisien

Mientras esperaban la intervención de la policía, las dos mujeres lograron convencer a la niña de que abriera la puerta principal. "Como el agua en el apartamento estaba cortada debido a un problema de fuga, la niña nos explicó que ya no tenía agua para beber y que su perrita, Cali, tenía sed y que no tenía nada más para darle de comer", continúa Sylvie.

Cuando las dos mujeres entran en el apartamento se apercibieron de un olor terrible. El apartamento era un desastre. Latas de cerveza, pastillas por todo el suelo. "Tomé a la niña en mis brazos. Y la llevé a casa hasta que llegó la policía", añade Sylvie. La pequeña Lila no vio nada de la tragedia detrás de la puerta del baño, que fue forzada por los agentes de la Policía. "No se había lavado en varios días. Estaba muy sucia y la bañamos", añade Eloua, otra vecina.

La muerte de la madre, de 41 años de edad, podría remontarse al sábado pasado. Así que la pequeña pasó seis días, con sus seis noches, frente a la puerta cerrada del cuarto de baño. según las pesquisas iniciales sobre el terreno.

COMPARTIR: