ANIMA A SUS RIVALES A SUSCRIBIRLO

García Molina intenta apagar el fuego de las primarias con un "decálogo de buena política"

Foto: Twitter Podemos Gobernar CLM
Foto: Twitter Podemos Gobernar CLM

La candidatura a las primarias de Podemos encabezada por José García Molina, 'Podemos gobernar Castilla-La Mancha', ha emplazado a los otros dos candidatos, David Llorente y Gemma Heras, a sumarse a un 'Decálogo' de la buena política con el que pretende poner fin a las guerras internas.

En nota de prensa, la candidatura de García Molina ha manifestado su malestar porque, primarias tras primarias, se viertan "comentarios descalificativos" hacia otros compañeros y ha opinado que esto hace "mucho daño" al partido.

Por este motivo, y con la finalidad de hacer "un Podemos más fuerte y útil para la gente", ha solicitado a los otros dos candidatos que se sumen a este decálogo que asegura que la buena política "es siempre un proyecto colectivo que busca el bien común y nunca puede ser una aventura solitaria que busca el beneficio personal".

Asimismo, ha señalado que la buena política "trabaja siempre por el interés general y nunca antepone el interés personal al interés de la mayoría", además de que "construye en positivo, mirando hacia el futuro, y nunca destruye desde la impotencia o el resentimiento".

También que "transforma la realidad radicalmente y nunca se rinde ante las dificultades que encuentra en el camino" y que "es siempre compromiso con la gente y nunca traiciona los principios fundamentales de igualdad, respeto y solidaridad".

En su opinión, "la buena política es siempre resultado del diálogo entre los diferentes y nunca imposición de la opinión de un individuo al resto" e, igualmente, "genera esperanza en el futuro y nunca se deja vencer por el miedo".

De igual modo, el decálogo sostiene que la buena política "busca soluciones concretas a problemas concretos y nunca generar más problemas a quienes ya tienen demasiados", además de ser "un vínculo afectivo que crea unidad y nunca puede ser una excusa para la división o la fractura".

Y concluye que "siempre es alegre e ilusionante y nunca triste, rencorosa o vengativa".

COMPARTIR: