INAUGURACIÓN DE LA FERIA DEL DULCE

Toledo se convierte en un paraíso para los golosos este fin de semana

La cuarta edición de la Feria del Dulce y la Cuaresma, que se celebra desde hoy viernes hasta el domingo 31 de marzo en el Centro Cultural San Marcos, de Toledo, incluye una serie de rutas gastronómicas por los conventos de la ciudad donde se elaboran estos productos.

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, en la inauguración de la feria, ha destacado esta cita como una "apuesta decidida" del consistorio desde que la ciudad fue capital gastronómica en el año 2016 y ha puesto en valor los dulces toledanos como "seña de identidad gastronómica" y como "repunte importante" en el turismo local.

"Seguimos trabajando por la gastronomía de Toledo y de la provincia", ha valorado la alcaldesa, que ha agradecido a la Diputación provincial y al Gobierno regional su colaboración para sacar adelante actividades que unen tradición con vanguardia, algo que para Tolón supone la hoja de ruta "no solamente de la Concejalía de Turismo, sino de todas las que forman el gobierno local". 

Se han organizado talleres programados por las dos Escuelas Superiores de Hostelería de Toledo a los que se unen una serie de rutas gastronómicas por los diferentes conventos de la ciudad de Toledo donde se elaboran estos productos y que desde este viernes están disponibles al público.

En este sentido, la concejala de Turismo, Rosana Rodríguez, ha incidido en la labor de los conventos y los obradores históricos que "traen a la feria las recetas en las que trabajan de forma sistemática" al mismo tiempo que ha valorado "el impulso a esta tradición" y ha animado a todos los toledanos a acudir a este evento y a disfrutar de los dulces.

Por su parte, la responsable del área de Turismo en la Diputación de Toledo, María Ángeles García, ha destacado la gran labor de los productores de la provincia de Toledo y en especial de la ciudad, y ha incidido en "la oportunidad" que supone para los productores esta iniciativa "para darse a conocer" y para Toledo la de "reivindicar" el dulce en una época como la Cuaresma.

La IV Feria del Dulce contará con más de veinte expositores de diferentes empresas de la capital y la provincia, entre pastelerías, obradores, chocolaterías, heladerías, licorerías y queserías, así como dulces elaborados por las monjas de cuatro conventos de Toledo como son los de Santo Domingo ‘El Antiguo’, Santa Isabel de Los Reyes, las Comendadoras de Santiago o el convento de Jesús y María.

COMPARTIR: