NUEVO RECURSO EN MANZANARES (CIUDAD REAL) PARA EL BIENESTAR ANIMAL

Un alcalde castellano-manchego invierte 35.000 euros en un refugio para gatos

El Ayuntamiento de Manzanares (Ciudad Real) ha entregado a la Plataforma Ciudadana Pro Animal local las llaves de un nuevo refugio para los más de cien gatos abandonados que acoge y en el que ha invertido 35.000 euros.

Las llaves del núcleo zoológico felino han sido entregadas por el alcalde manzanareño, Julián Nieva, que ha reconoció la "impagable" labor que realiza esta asociación con el control de colonias y acogida de gatos abandonados, ha informado una nota municipal.

El Ayuntamiento mantendrá la colaboración con la plataforma con la firma de un convenio para la gestión y mantenimiento del núcleo felino y para apoyar la labor de control de colonias callejeras que realiza altruistamente su voluntariado.

Además, para evitar el abandono, el alcalde ha apelado a la responsabilidad de quienes deciden adquirir una mascota porque "es un ser vivo que requiere atenciones toda su vida".

La presidenta de la Plataforma Ciudadana Pro Animal, Francisca González, ha agradecido al Consistorio que haya atendido la demanda de este colectivo que actualmente acoge a más de un centenar de gatos en una vivienda desocupada que no reúne las condiciones necesarias.

"Nos han echado una mano muy grande y colaboran mucho", ha señalado González para quien el refugio "es un espaldarazo" a la labor "callada" que iniciaron hace cuatro años y que "no ha estado exenta de dificultades".

"Lo que hacemos es bueno para todos"

González ha añadido que "lo que hacemos es bueno para todos, tanto para quienes les gustan los gatos como para quienes no" y ha añadido que "lo que tratamos es de reducir el número de gatos callejeros y lo estamos consiguiendo con varias colonias totalmente esterilizadas".

El refugio felino se ha edificado en terrenos municipales situados en el paraje del Pocillo Máximo, junto al núcleo zoológico canino que gestiona la asociación 'Carea', y dispone de 40 metros cuadrados construidos con un almacén, enfermería, habitación con gatera en la puerta y aseo para el personal.

El patio exterior, de unos 100 metros cuadrados, está vallado, dividido en dos zonas y dispone de areneros, vegetación y porche.

COMPARTIR: