COVID-19

Cs pide que los policías locales de Castilla-La Mancha se incluyan en la próxima fase de vacunación

La coordinadora regional de Ciudadanos (Cs), Carmen Picazo, ha considerado "una cuestión de justicia y de interés general" que el colectivo de policías locales sea incluido en el próximo periodo de vacunación, fijado para los meses de marzo a junio, como ya lo están el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las Fuerzas Armadas.

"Están plantando cara al covid-19 en primera línea, expuestos a los contagios, y debería administrársele la vacuna lo antes posible", ha reivindicado Picazo en una nota de prensa, quien ha calificado de "incomprensible" que no hayan sido considerados colectivos de alto riesgo.

De esta forma se ha hecho hecho de la reclamación de los policías locales, que han defendido que tanto ellos como los Agentes de Movilidad y Vigilantes Municipales deben ser considerados colectivos esenciales y de alto riesgo a efectos del proceso de vacunación.

Precisamente, la formación 'naranja' ha mantenido una reunión de trabajo con el Sindicato Profesional de Policías Locales (SPL) de Castilla-La Mancha en la que han participado, junto a Picazo, el diputado autonómico Alejandro Ruiz y el concejal de Guadalajara Israel Marco junto al secretario regional del sindicato, Juan Pedro Rodríguez, y delegados de las cinco provincias.

"Nuestros policías locales merecen y necesitan ser vacunados antes que todos los políticos que se han saltado el protocolo", ha validado Picazo, quien ha hecho suyos los argumentos del SPL de que la labor de los agentes les expone especialmente a posibles contagios, pues que se encargan no solo de comprobar el cumplimiento de las restricciones de movilidad -evitar aglomeraciones, respetar el toque de queda, llevar puesta siempre la mascarilla, etcétera-, sino también de realizar tareas específicas de seguimiento y control a personas con covid-19 que deben estar confinadas.

En este sentido, Picazo ha afirmado que "mientras nuestros agentes de seguridad, junto con el Ejército, los equipos de emergencias y los sanitarios representan lo mejor de nuestra sociedad, los políticos que abusan de su poder para vacunarse antes de que les toque sobran y deben ser apartados porque no son servidores públicos. Son unos jetas", ha expuesto.

Y ha recordado que su formación está registrando en todos los parlamentos autonómicos en los que tiene representación una iniciativa para que todos los partidos se comprometan públicamente y por escrito a destituir inmediatamente a cualquier político de sus filas que se haya saltado el protocolo de vacunación.

El PP pide una explicación

El PP de Castilla-La Mancha ha asegurado que el Gobierno regional debería explicar a qué ha obedecido los cambios de criterios que ha introducido en el proceso de vacunación y ha dejado entrever que esto se podría deber a que algunos directivos se podrían haber vacunado "antes de tiempo".

Así lo ha dejado entrever el presidente provincial del PP de Ciudad Real, Miguel Ángel Valverde, en una rueda de prensa telemática este sábado en la que ha señalado que se están vacunando primero a directivos sanitarios y, sin embargo, se está dejando sin vacunar a "profesionales y técnicos que están trabajando directamente con enfermos de covid".

Este hecho, ha comentado Valverde a preguntas de los periodistas, es algo que "no entienden tampoco los profesionales sanitarios" y, por tanto, "lo que pedimos son explicaciones de por qué se ha trasladado que en algún caso que se podrían haber vacunado antes de tiempo a estos directivos, algo que yo desconozco, pero lo que está claro que da que pensar de que pudiera haberse producido", ha mantenido.

Y ha añadido que el PP defiende que "antes que a los directivos sanitarios se vacunen a quienes son profesionales sanitarios o técnicos, a quienes están trabajando con enfermos que pueden estar contagiados", entre los que ha incluido a forenses, personal que trabaja con fallecidos de covid, trabajadores de ambulancias o dentistas que "a diario trabajan con muchas personas" y que, ha enjuiciado, "deberían estar por delante de los directivos sanitarios en el proceso de vacunación".

Valverde ha insistido en que el Gobierno regional ha priorizado a directivos sanitarios "modificando, otra vez, e improvisando, nuevamente, el plan de vacunación establecido"

Y ha acusado también de improvisación la decisión del Gobierno regional, que "llega tarde y gracias a la propuesta y petición del PP", de que se vacuné también al personal de Ayuda a Domicilio o a los usuarios que reciben este servicio, así como al que trabaja en Viviendas Tuteladas y que no se había previsto con antelación.

Para Valverde, son situaciones "increíbles" que alarman a la sociedad castellanomanchega que "está viendo con estupor los vaivenes del Gobierno autonómico".

El dirigente 'popular' ha pedido al Ejecutivo regional que "vaya más allá de la improvisación" para gestionar con "más diligencia, más planificación y más rigor, y escuchando las propuestas de quién verdaderamente sabe, un verdadero plan de vacunación" y ha recordado que, ante esta urgencia, el PP así lo va a pedir en las Cortes regionales, como ya ha anunciado el presidente de su partido, Paco Núñez.

En este sentido, ha señalado que este plan es muy necesario si se tienen en cuentan que según las cifras oficiales en un mes se han vacunado a 78.000 personas en Castilla-La Mancha, es decir 2.600 al día, lo que supone que "a este ritmo, si se quiere vacunar a los dos millones de castellanomanchegos, se necesitarían 769 días para conseguirlo".

Según Valverde, el ritmo de vacunación no hace ser optimista y está lejos de conseguir la meta de tener vacunada al 70 % de la población antes del verano, ya que "con las dosis que se están poniendo mensualmente, para que la vacunación alcance a a 1.400.000 castellanomanchegos, se necesitarían 538 días o, lo que es lo mismo, un año y medio", ha concluido.

Compartir