DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL NEGATIVA

Portazo definitivo del Gobierno de Page a las tierras raras en Castilla-La Mancha

Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha anunciado que su departamento ha dictado la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) negativa relativa al proyecto de minería de tierras raras que la empresa Quantum pretendía desarrollar en el Campo de Montiel, en concreto en las localidades ciudadrealeñas de Torrenueva y Torre de Juan Abad.

Según ha informado en rueda de prensa, de esta forma se rechaza definitivamente el proyecto y "se pone fin al proceso". "El informe que tiene que hacer la Consejería del proyecto de Quantum tiene que tener en consideración de forma vinculante esta declaración, por lo que no es posible en la práctica", ha dicho, antes de explicar que ahora se abre un plazo de diez días para alegar.

Tal y como ha asegurado, esta declaración negativa se debe en primer lugar por su ataque a la biodiversidad, teniendo en cuenta que se pretendía desarrollar en un corredor ecológico entre dos superficies donde habitan especies como águila imperial, sisón y milano, además de ser zona de paso de lince.

También la falta de agua es otro de los aspectos que lleva a rechazar el proyecto, ya que aunque la empresa disminuyó en un 72 % sus necesidades y llegó a proponer llevarla en cisternas o conseguirla de acuíferos distintos, no se garantiza la cantidad suficiente por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG).

"Eran 0,9 hectómetros cúbicos, una cantidad que según la CHG no está suficientemente justificada", ha insistido el consejero.

"Es el triunfo de la razón"

Sobre este asunto, la Plataforma 'Sí a la Tierra Viva' ha considerado que la resolución negativa de los proyectos mineros de tierras raras que la empresa Quantum Minería pretendía llevar a cabo en el Campo de Montiel (Ciudad Real) "es el triunfo de la razón frente a la irracionalidad".

La plataforma vecinal ha felicitado en un comunicado a personas y organizaciones que han participado en las movilizaciones en contra del proyecto, iniciadas a finales de 2015, y ha avanzado que seguirá trabajando para tener una ley regional que limite esta actividad minera para "descartar la implantación de proyectos en el futuro".

'Sí a la Tierra Viva' ha recordado que desde el principio mantuvo que el proyecto "era claramente inviable a nivel técnico, social y ambiental" por el gran volumen de agua necesario para el proceso de separación de la monacita, fosfato de tierras raras que pretendían extraer, asociado al torio y al uranio.

Este proceso industrial de concentrado que estaba previsto realizarse en una planta situada en Torrenueva, ha subrayado, "supondría la implantación de un programa de vigilancia radiólogica ambiental en el entorno al superarse los límites máximo de riesgo radiactivo establecidos por el Consejo de Seguridad Nuclear".

La minería de tierras raras perjudicaría a esta zona que cuenta con unos altos valores ambientales para especies tan emblemáticas como el águila imperial ibérica, el lince ibérico o el milano y que han sido compatibles con actividades agropecuarias y transformadoras amparadas por denominaciones de origen de calidad.

También perjudicaría, como ha defendido también desde un inicio, la tramitación del proyecto para que el Campo de Montiel sea declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por sus valores patrimoniales, entre ellos los naturales y paisajísticos.

Minería dañina y experimental

Y, ha destacado el consenso internacional respecto a que "ninguna actividad industrial es tan agresiva como la minería a cielo abierto" debido a sus impactos en el aire, agua y suelo, "destruyendo de manera irreversible el área de explotación y causando alteraciones graves del paisaje circundante y la alteración de las cuencas hídricas superficiales y subterráneas".

La plataforma ha añadido que, en el proyecto de Quantum, se trataba de una minería experimental, sin experiencia en Europa y que "habría supuesto una amenaza inasumible para el futuro", pese a su corto "horizonte temporal", ya que "podría poner en peligro miles de puestos de trabajo ya consolidados en sectores productivos básicos como la agricultura, ganadería, industria transformadora y turismo".

La cancelación del proyecto minero de tierras raras, que ahora debe ratificar la dirección general de Industria, Energía y Minería tras la resolución ambiental, "es un triunfo de la sociedad civil, la dignidad colectiva, pero sobre todo de la razón y el sentido común frente a la irracionalidad de la minería de tierras raras". Se trata de "una apuesta por la vida", ha concluido. 

Aplauso ecologista

Por su parte, Ecologistas en Acción Castilla-La Mancha ha valorado la declaración negativa de impacto ambiental del proyecto de minería de tierras raras en la comarca del Campo de Montiel (Ciudad Real) y ha calificado, mediante un comunicado, la decisión de "justa y fundamentada".

Asimismo, ha atribuido a la movilización social y ecologista de la comarca, amparada en "sólidos" argumentos ambientales y socioeconómicos, que se lograra "tumbar" esta iniciativa minera.

La asociación conservacionista ha subrayado que "las contundentes" alegaciones presentadas contra el proyecto y los informes de los servicios técnicos de la Consejería "no dejaban lugar a dudas de que el proyecto era inviable y dañino y que, por lo tanto, no debía llevarse a cabo".

A la empresa no le sorprende

La empresa Quantum Minería se ha pronunciado al respecto de la Declaración de Impacto Ambiental negativa que la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha ha dictado contra su proyecto de minería de tierras raras en el Campo de Montiel, asegurando que la decisión no sorprende puesto que tanto el presidente autonómico, Emiliano García-Page, como el consejero del ramo, Francisco Martínez Arroyo, "ya habían anunciado este desenlace en repetidas ocasiones antes de que la empresa presentara la información reglamentaria".

Según han detallado fuentes de la empresa consultadas por Europa Press, la entidad todavía no ha recibido todavía ninguna notificación oficial sobre la decisión de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha sobre el proyecto de minería de tierras raras propuesto.

No obstante, para poder dar una respuesta más concreta, la compañía prefiere esperar a tener la notificación oficial de parte de la Administración donde se expliquen las razones por las que se ha decidido que la Declaración de Impacto Ambiental sea negativa.

Compartir
Update CMP