CRITICAN QUE EL GOBIERNO REGIONAL ESTÁ "BLOQUEADO"

El PP acusa a Page de "no salir del Palacio de Fuensalida" para no dar la cara ante los ciudadanos

Francisco Cañizares durante la rueda de prensa Francisco Cañizares durante la rueda de prensa

El PP de Castilla-La Mancha ha lamentado este viernes la "paralización" del Gobierno regional ante la pandemia por coronavirus y que el presidente autonómico, Emiliano García-Page, "no sale del Palacio de Fuensalida" para no dar la cara ante los ciudadanos.

Así lo ha señalado el senador autonómico Francisco Cañizares en una rueda de prensa telemática, en la que ha indicado que las Cortes regionales acogerán la próxima semana un Debate sobre el Estado de la Región al que Castilla-La Mancha acude como una comunidad autónoma "asolada" por la pandemia que fue protagonista en la primera ola en cuanto a mortalidad y mortandad y que "sigue protagonizando una situación terrible".

Cañizares ha indicado que lejos de tener un Ejecutivo al frente de la situación que tome medidas destinadas no solo al ámbito sanitario sino también a paliar los efectos económicos de la crisis, lo que hay es "un Gobierno absolutamente paralizado" que no da la cara ante los castellanomanchegos que le van a reclamar por sus "errores e inconvenientes" en la gestión.

Frente a esto, ha defendido el modelo de hacer política del PP con el presidente regional, Paco Núñez, a la cabeza basado en la "cercanía a los ciudadanos y sus problemas", con los que mantiene encuentros cada día para escuchar sus demandas de cara a la recuperación.

Sin embargo, ha reiterado que mientras el PP lleva iniciativas al Parlamento autonómico, el PSOE está "bloqueado" y García-Page "enrocado en Fuensalida y más preocupado por los asuntos nacionales y los líos de Pedro Sánchez" que por ofrecer soluciones a los ciudadanos de la región.

Prueba de ello, ha dicho, es que a fecha 2 de octubre los presupuestos regionales para 2021 "todavía no se sabe por dónde van a salir", al tiempo que ha recordado que Núñez ha tendido la mano para sacar adelante no solo las cuentas del próximo año sino las de toda la legislatura.

Además, ha recordado que hay numerosos sectores afectados por la crisis de la COVID-19 y ha considerado "inadmisible" que se tomen medidas restrictivas que afectan a los negocios pero que no van acompañadas de ayudas para superar la situación por la que atraviesan.

Compartir