ESCRITO DEL ADMINISTRADOR DE LA COMUNIDAD

Piden "madurez" tras el incendio en un garaje de Toledo: "Todo estaba en regla"

El pasado 16 de diciembre se declaraba un incendio en el garaje de una urbanización residencial ubicada en el número 1 de la Avenida de Francia de Toledo, muy próxima a los colegios Maristas y Ciudad de Nara. Varios vehículos quedaban completamente calcinados y 200 personas eran desalojadas aunque, por suerte, no hubo que lamentar daños personales. 

Tras analizar las circunstancias de lo ocurrido, el administrador de la comunidad ha querido resaltar a través de un escrito que "toda la documentación estaba en regla: el seguro, los sistemas anti incendios, las inspecciones, las cámaras de seguridad y todo cuanto al alcance y criterio de las distintas Juntas Directivas".

"Cuando una situación de estas características se produce, mucha gente se coloca en primera persona, bien para buscar agradecimientos, bien para reclamar sus “derechos”, y se produce el desconcierto y el “desjuicio” de las cosas", ha señalado

Según ha explicado el administrador, uno de los vecinos que pudo ver el humo avisó al 112, "que funcionó a la perfección con los tiempos que tiene que ser". Además, "gracias a la labor de la Policía Nacional, que alertó a los vecinos con toda la urgencia que fue posible, se evitó, casi con toda seguridad, que el accidente fuera tragedia" a lo que se sumó el trabajo de los bomberos, "que estuvieron a la altura de lo que de ellos se esperaba: eficaces, voluntariosos e inasequibles al desaliento, controlaron la situación con la brevedad necesaria".

 

 

El administrador de la comunidad ha agradecido la labor del Ayuntamiento de Toledo, "que dio muestras de saber gestionar la urgencia, ya que dispuso en el Hotel Beatriz habitaciones para los posibles desalojados, asumiendo parte de la factura final y facilitando las cosas a esta administradora de forma eficaz".

"Habrá gente que considere que el Consistorio debería haber asumido el total de la factura, pero eso sería un exceso para los habitantes de la ciudad y un gasto de los impuestos inadecuado, existiendo seguros que pueden atender estas cosas", ha indicado. 

Por ello, ha pedido "madurez" y que se tenga en cuenta el trabajo "silencioso y ordenado de los que no han dejado de hacerlo ni un solo momento y cuyos nombres se silencian a petición de los mismos". "No desean medallas quienes han trabajado o cumplido con sus obligaciones, ya sean oficiales estas obligaciones o éticas. Sólo hay que resolver el problema".

Según ha comentado, la causa del incendio "aún pendiente de la certificación oficial", pudo provenir de un vehículo que entró en combustión de forma inintencionada. "Las personas que pudieran ser las propietarias de dicho vehículo, si es que así lo avalan los informes, están viviendo un infierno inmenso, con un sentimiento de culpa injustificado. A ellos, los que de verdad seguimos trabajando en la solución del problema, les brindamos toda la ayuda en la gestión del siniestro, y les damos un sincero abrazo, porque ahora lo que queda es trabajo, trabajo y trabajo", ha resaltado.

Los administradores han explicado que algunas personas todavía no pueden regresar a sus viviendas debido a los daños en la estructura, "en cuya solución se ha empezado a trabajar desde el momento en que la Policía lo ha permitido", esperando que en breve puedan regresar a sus casas. Además, han resaltado que la Junta Directiva está haciendo "todo lo que en su mano cabe".  

"Es necesario, ahora más que nunca, que el resto de los propietarios sean conscientes de que se trabaja de forma incansable en resolver este pequeño drama del desalojo y que se están organizando los trabajos para que todos los servicios puedan volver a la normalidad.  Todo esto es posible, gracias a la Junta Directiva actual, uno de cuyos miembros se encuentra desaojado de su vivienda y trabaja con entrega y aportando serenidad para que todo se resuelva lo antes posible", ha señalado.

El administrador ha querido dar su más sincero agradecimiento al Presidente accidental de la comunidad, "un militar con grado de teniente que dirige todo como si de un general se tratase". "Una vez todo haya vuelto a la normalidad, habrá que examinar las medidas que se deben tomar y revisar lo que se hubiera podido hacer mejor. Ahora, sólo necesitamos que la gente ayude a gestionar las cosas, sabiendo que la realidad no tiene magos que resuelvan los asuntos a golpe de varita. Trabajo es la única magia", ha concluido. 

Compartir