INAUGURACIÓN DE LA ILUMINACIÓN INTERIOR

FOTOGALERÍA | Cospedal da una nueva luz al Museo del Ejército

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, que ha inaugurado este jueves el nuevo sistema de iluminación de la exposición permanente del Museo del Ejército, patrocinado por Iberdrola, ha señalado que "iluminar nuestra historia es conocernos también nosotros como sociedad", y ha añadido que todo lo que nos ha traído hasta aquí "nos tiene que servir de guía para el futuro, el más inmediato y el que tenga que venir con posterioridad".

"Qué mejor forma de acercarnos a nuestra historia que arrojar luz sobre ella, que esté bien iluminada, y a través de sus gestas militares", ha indicado Cospedal, que se ha mostrado convencida de que "no es difícil establecer un paralelismo entre la iluminación de este museo con la necesidad cada vez mayor de poner el foco en la historia que tenemos como nación" y conocer nuestra historia.

En su intervención en el acto, junto al presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, Cospedal ha apuntado que su Ministerio "tiene como objetivo principal la cultura de defensa, promover el conocimiento de la sociedad de lo que hacen las Fuerzas Armadas", un apoyo que "requiere de toda la sociedad en su conjunto para comprender que la milicia" es una parte de la sociedad. "No es algo contrapuesto ni las dos caras de la misma moneda, estamos en la misma cara".

Dicho esto, ha recordado que cuando el Museo del Ejército se trasladó a Toledo su iluminación presentaba "algunas limitaciones" que impedían ver la calidad de las piezas que se mostraban "en toda su extensión", siendo el celo profesional y la iniciativa del propio personal del museo los que llevaron a elaborar un proyecto --que se ha realizado en cinco fases-- para el cambio de la iluminación, que sin el apoyo de Iberdrola "no hubiera sido posible desarrollar".

Por su lado, Sánchez Galán ha destacado la colaboración de su empresa con el quehacer diario de las Fuerzas Armadas, de quienes intentan copiar muchas cosas, como su código de valores, tanto en acciones formativas y simulacros, como en accesiones como la que se inaugura este jueves, siendo una "seña de identidad de las dos instituciones intentar estar siempre a la vanguardia", ya que " solamente así podemos adelantarnos a las demandas de la sociedad".

El presidente de Iberdrola ha mostrado su orgullo por la confianza obtenida para colaborar con el Ejército y las Fuerzas Armadas y "poner luz a todo lo que llevan haciendo durante cientos de años por el país", en esta ocasión con un proyecto que ha buscado optimizar el sistema de control de la instalación".

Al margen de los beneficios que aportará la nueva iluminación al Museo --en la que Iberdrola ha invertido 80.000 euros-- Sánchez Galán ha resaltado que con ella se "ayudar a hacer 100 toneladas de CO2 a la atmósfera", destacando que el trabajo realizado "da testimonio de lo que es la luz como un elemento fundamental para exponer no solamente mejor las piezas sino para dar luz a piezas que son parte de nuestra historia".

Mejor visión cromática y ahorro

El director del Museo del Ejército, el general de brigada Antonio Rajo ha explicado que la iluminación estaba formada originariamente por tubos fluorescentes con baja iluminación cromática, lo que hacía que la calidad en la percepción de los fondos que el público del Museo obtenía en su visita fuese "limitada".

Además, el sistema de alumbrado "era analógico y originaba problemas", por lo que el proyecto elaborado para mejorar las deficiencias se basó en tecnología led, que además de producir una mejora medioambiental, optimiza la visión cromática, la eficiencia, el ahorro energético y el económico.

Iberdrola ha aportado su apoyo económico en las distintas fases, primero con la sustitución de los fluorescentes y el cambio del sistema manual al domótico, y más tarde con la ampliación de la iluminación de cuadros y piezas y la colocación de carriles suspendidos. Además, personal del ejército ha diseñado y fabricado el ensamblaje de algunos focos, mejorando todo ello las posibilidades de exhibición de los fondos.

Los resultados, además de cromáticos y de conservación, supusieron en 2017 un ahorro de 400.000 kilovatios/hora y más de 30.000 euros; y con la modificación posterior de focos, un ahorro de 60.000 euros. En concreto, como ha detallado con anterioridad a los medios el capitán Bueno Fernández, el cambio en la iluminación --que comenzó en 2016 por las salas de artillería y banderas-- ha supuesto 3.000 tubos fluorescentes menos que se han cambiado por 2.000 luces led en alrededor de 700 vitrinas.

Con ellas, al contrario que la luz anterior que ofrecía un alumbrado "más plano" con menos reproducción cromática, se ha logrado que la fidelidad de los colores de las piezas mostradas "sea bastante alto". Mientras Iberdrola ha aportado la financiación para la compra de materiales, el Museo ha puesto la mano de obra e incluso ha diseñado algunos apliques, un trabajo que se ha ido haciendo, bien cerrando las salas afectadas, o por las tardes.

En el acto han estado presentes, además de los anteriores, el director del Instituto de la Historia y la Cultura Militar y el delegado del Gobierno, José Julián Gregorio.

Compartir
Update CMP