18 de diciembre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

RESPUESTA A PCAS EN EL SENADO

Jarro de agua fría del Gobierno de Rajoy respecto a la futura autovía Toledo-Ciudad Real

El Partido Castellano (PCAS) ha recibido respuesta del Gobierno a varias preguntas presentadas en el Senado, a través de Carles Mulet, senador de Compromís, en las que el Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy afirma que no hay plazos para el avance de la autovía Toledo- Ciudad Real, "que debería llevar más de 10 años en servicio y que aún no tiene ni tan siquiera trazado definitivo", según ha recordado la citada formación política mediante un comunicado.

"La respuesta del Gobierno se limita a afirmar que tanto el Gobierno de España como la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha están desarrollando los estudios informativos de sus respectivos tramos (Autonómica para el tramo Consuegra-N-401 y General del Estado para el tramo N-401-Ciudad Real), sin establecer fecha de finalización de los mismos ni plazos de inicio o ejecución de las obras", añade el PCAS.

Los castellanistas han recibido además la noticia, a través de otra pregunta formulada al Gobierno, de que "no se va a llevar a cabo el desdoblamiento de la actual N-401 entre Burguillos y Los Yébenes, lo que dejará a localidades como Sonseca (un importante foco industrial de la provincia) o Los Yébenes asiladas de las conexiones de alta capacidad de la provincia toledana".

Con esta respuesta, según el PCAS, "el Gobierno deja claro que no entra en sus planes acelerar la construcción de esta demandad autovía que permitiría unir por vía de alta capacidad dos de las capitales de provincia autonómicas, que ha atravesado ya estudios, informes de impacto ambiental negativos, intentos de convertirla en autopista de peaje, compensaciones a la concesionario por no construir la autopista (140 millones de euros hasta 2045), nuevos estudios, más estudios y retrasos injustificables".

COMPARTIR:
TAGS: