21 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

CRIMEN DE LAURA Y MARINA

Desestimado el recurso con el que Sergio Morate pretendía ahorrarse diez años de cárcel

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha desestimado un recurso de apelación formulado por Sergio Morate, condenado por los asesinatos de Marina Okarinska y Laura del Hoyo en 2015, que pedía cumplir treinta años de cárcel en vez de los cuarenta que es el límite de cumplimiento.

Así lo señala la sentencia de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha conocida hoy, que, a su vez, confirma el auto del 8 de enero de 2018 de la Audiencia Provincial de Cuenca sobre acumulación de condenas.

En noviembre de 2017 la Audiencia Provincial de Cuenca condenó a Sergio Morate a 48 años de cárcel por los asesinatos de su exnovia Marina Okarinska y la amiga de ésta, Laura del Hoyo, y posteriormente, en enero de este año, la Audiencia dictó un auto sobre acumulación de condenas que fijó en 40 años de cárcel el límite de cumplimiento.

Este auto fue recurrido por el abogado de Morate, que pidió un límite máximo de cumplimiento de 30 años, lo que ha denegado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

De esta forma, establece como fecha de cumplimiento de la condena el 31 de septiembre del año 2063.

Contra esta decisión judicial cabe presentar recurso de casación ante el Tribunal Supremo que debe solicitarse en los cinco días siguientes a la notificación.

La madre de Laura del Hoyo, María Chamón, ha señalado en un comunicado remitido a los periodistas que la sentencia supone "un nuevo revés judicial para Morate".

"Agradecemos, nuevamente, esta sentencia, al tiempo que reiteramos nuestras razones para creer en la Justicia y en la imparcialidad de los magistrados, jueces y fiscales", ha agregado.

Chamón ha señalado que estará "vigilante" para que las penas impuestas con sentencias firmes, con las prohibiciones, las costas judiciales e indemnizaciones se cumplan en su totalidad ya que "no debe obtener ningún beneficio penitenciario hasta el total cumplimiento de las mismas", dado que es "el único consuelo que tenemos los familiares de las víctimas".

Hechos probados

El jurado popular consideró probado que Morate mantuvo una relación de pareja con Marina Okarinska y que, tras poner fin ésta a la relación, el acusado gestó la idea de acabar con su vida y urdió un plan para llevarlo a cabo y deshacerse de su cadáver.

Marina y su amiga Laura del Hoyo acudieron al domicilio de Sergio Morate a recoger unos enseres el 6 de agosto de 2015, donde acabó con la vida de su exnovia y la amiga, a la que enterró en cal en un paraje de Palomera (Cuenca) ante de huir a Rumanía.

A finales del pasado mes de febrero Morate fue trasladado de la prisión madrileña de Estremera, donde permanecía desde septiembre de 2015, a la de Herrera de la Mancha (Ciudad Real).

COMPARTIR: