DURANTE LOS FINES DE SEMANA

Comienza en Cuenca el servicio de autobuses lanzadera al Casco Histórico

El alcalde de Cuenca, Darío Dolz, ha anunciado que a partir de este viernes entrarán en funcionamiento los autobuses de lanzadera desde el centro urbano hasta el Casco Antiguo, y que estarán circulando hasta finales de agosto.

En declaraciones a los medios, el regidor de la capital ha recalcado que de esta forma se recupera el proyecto piloto que se hizo en diciembre, ya que los autobuses circularán desde la plaza de la Constitución hasta el barrio del Castillo. Para ello, se cerrará el tráfico a quienes no sean residentes del Casco o no vayan a los aparcamientos de las calles San Pedro o Alfonso VIII.

El concejal de Movilidad, Adrián Martínez, ha explicado que así se va a dar cobertura al acceso al casco antiguo llevando a cabo una serie de restricciones de tráfico. Habrá dos vehículos adicionales para estas lanzaderas, "lo que va a permitir tener una frecuencia de cada 15 minutos".

Respecto a los horarios, Martínez ha explicado que los viernes estos autobuses circularán de 19.00 a 1.30 horas, los sábados de 10.00 a 2.00 horas y los domingos desde las 10.00 a las 18.00 horas, "para incentivar también que la gente que quiera subir a comer al Casco tenga luego una forma de bajar al centro".

Quienes quieran acceder al aparcamiento del barrio del castillo tendrían que hacerlo por las rutas turísticas de las hoces de los ríos Júcar y Huécar, ya que la entrada por el puente de la Trinidad y la Puerta de Valencia sería para los vehículos que van a acceder a los aparcamientos de San Pedro o Alfonso VIII o son residentes. Se mantendrá el mismo precio de un trayecto normal --1,20 euros-- y se podrán hacer trasbordos.

Ahora, en palabras del alcalde, "se van a centrar en los servicios lanzadera los meses de julio y agosto, y se analizará la posibilidad si en puentes o fin de semanas que sean destacados poder tener también las lanzaderas".

Actividades paralelas a San Mateo y San Julián

En otro orden de asuntos, Dolz también ha explicado que la próxima semana posiblemente se presenten parte de las actividades paralelas a las fiestas de San Mateo y San Julián que se están programando.

A juicio del alcalde, "tienen que ser actividades de forma muy comedida", haciendo una llamada "a la responsabilidad de todos, porque está habiendo rebrotes en España", y por eso quieren ser "muy cautos".

"Lo que hagamos o no hagamos serán cosas muy pequeñas y controladas, con aforos muy pequeños, con actividades en las que la gente esté sentada y con mascarillas, cumpliendo el distanciamiento, y con todas las medidas sanitarias".

Además, este jueves ha arrancado la renovación de en torno a 700 bancos de madera de la capital conquense, un encargo que el Ayuntamiento ha hecho a la fábrica municipal de madera, valorado en torno a los 80.000 euros, que servirán para cambiar las maderas de los tres tipos de bancos que hay en la ciudad --modelos romántico, Cuenca y Madrid--.

Dolz también ha indicado que, de forma paralela a esta renovación, "ya se está trabajando en un nuevo encargo a la fábrica municipal para cambiar los bancos que falten tanto de la capital como de las pedanías".

Estos trabajos de renovación de bancos se extenderán a lo largo de todo este año, y fue una de las medidas que quedaron paralizadas con el estado de alarma por la pandemia de COVID-19.

Compartir
Update CMP