PABLO BELLIDO

Honda y sentida reflexión del presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha ante la crisis del coronavirus

Pablo Bellido, presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha Pablo Bellido, presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha

El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, ha destacado la labor de los profesionales del ámbito de la atención social y la importancia de contar con un sector "blindado" ante los recortes, y ha abogado por conseguir un sistema, como el sanitario, que "ayude siempre" y "no deje a nadie atrás".

En su perfil de la red social Facebook, Bellido ha reflexionado sobre las implicaciones sociales de la actual crisis, al cumplirse un mes desde que se decretó el estado de alarma y ha recalcado que los cuidados "normalmente invisibilizados y relegados a un plano de importancia social secundaria", ahora están "en la primera línea".

Por ello, ha defendido que éste sea una de las cuestiones que se pueden aprender de esta situación, porque según ha sentenciado "hay que cuidar y proteger a quienes cuidan".

También ha señalado que esta crisis sanitaria va a traer consigo otras crisis, como la económica o la social y, al respecto, ha advertido de que "tenemos el reto de que el virus, que ha quebrado tantas vidas, no quiebre también nuestra cohesión social".

Un Estado fuerte

Bellido ha resaltado la necesidad de contar con "un Estado fuerte, no debilitado", que pueda tomar medidas de redistribución de la riqueza y de ayuda a quien más lo necesita "donde quien más tenga aporte más", y ha añadido que esta manera de actuar es lo que llevará "a construir una sociedad mejor, más justa y mejor preparada para afrontar otras posibles crisis".

En este sentido, el presidente de las Cortes castellano-manchegas ha considerado "esencial" devolver el prestigio a la atención social que se presta desde el ámbito público y que se complementa desde el tercer sector social con el trabajo de las ONG y entidades.

El presidente del Parlamento autonómico, ha reflexionado acerca de lo que supone el confinamiento para personas con diversidad funcional, menores solos, víctimas de violencia de género en recursos de acogida, personas dependientes solas o aisladas y ha afirmado que si el sistema no se resquebraja, es "en buena medida" porque los profesionales, mujeres en su mayoría, hacen de "pegamento social" cuidando a las personas más vulnerables.

Una cuestión de justicia

"Atender a quien lo necesita es, ante todo, una cuestión de justicia", ha aseverado Bellido, quien ha apostado por garantizar "un sistema que ayude siempre, que no deje a nadie atrás", a la vez que ha apostado por "un sector social público fuerte, blindado ante los recortes, que se complemente con la acción de las ONG y entidades sociales".

Asimismo, ha hecho hincapié en que España ha construido un sistema sanitario público "que atiende a todo el mundo por igual, sin importar su condición económica" y ha apuntado al reto de conseguir eso mismo en otros ámbitos.

Al respecto, ha animado a "salir de este virus contagioso contagiados del virus de la solidaridad y vacunados contra las injusticias”, a la vez que ha abogado por "internacionalizar los objetivos" en materia de políticas sociales y "llegar a todos los continentes y países sin exclusión".

"Porque otro mundo es posible, y además es muy necesario, pero solo lo conseguiremos si es apoyándonos unos en otros, y fortaleciendo nuestras redes públicas y privadas de solidaridad", ha concluido.

Compartir
Update CMP