PROGRAMA ANTÍDOTO

Nueve organizaciones piden al Gobierno de Castilla-La Mancha una unidad canina contra el veneno en Toledo

El Programa Antídoto, formado por nueve organizaciones de conservación de la naturaleza, ha reclamado al Gobierno de Castilla-La Mancha el cumplimiento del compromiso de la puesta en marcha de una unidad canina especializada en la detección del uso ilegal de cebos envenenados específica para Toledo "por tratarse de una provincia estratégica para la conservación de aves amenazadas, muy afectadas por el uso de veneno".

Las organizaciones que conforman el Programa Antídoto se han dirigido por carta al director general de Política Forestal y Espacios Naturales de Castilla-La Mancha, Rafael Cubero Rivera, para conocer la situación y los avances en la puesta en marcha de la unidad canina especializada en detección de cebos envenenados en Toledo, tal y como ha informado WWF en nota de prensa.

"Se trata de una medida importante para luchar contra esta grave amenaza para la fauna silvestre. La Consejería ya confirmó el pasado verano a las ONG que esperaba tenerla a punto antes del final de la legislatura", han apostillado. Las ONG ha indicado que Toledo es una provincia estratégica para la conservación de la mayor parte de las aves rapaces y carroñeras más amenazadas en España como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el milano real.

De esta última especie, catalogada en peligro de extinción, se han confirmado oficialmente más de 30 ejemplares envenenados en Toledo en los últimos cuatro años. "Estas cifras son aún más preocupantes ya que se estima para esta especie que solo se encuentra alrededor del 5% de los ejemplares envenenados. Como consecuencia, el milano real está a punto de desaparecer como nidificante en la región", han asegurado.

Para los miembros del Programa Antídoto, la dotación de perros y guías especializados supondría un refuerzo muy importante para incrementar la vigilancia en Toledo, impulsando una mejora en la calidad de las medidas de prevención e investigación de esta práctica ilegal y delictiva, que se sigue usando en algunos cotos de caza y explotaciones ganaderas. Esta unidad canina se sumaría a otra con la que ya cuenta la Comunidad Autónoma para detectar la presencia de cebos envenenados, pero que opera principalmente en la provincia de Albacete, donde realiza más del 70% de sus operaciones.

Desde 1997

El Programa Antídoto nace en 1997 fruto de la preocupación de distintos expertos y organizaciones de defensa de la naturaleza por la grave repercusión que estaba teniendo el uso de veneno en el medio natural sobre la vida silvestre y sobre importantes especies amenazadas.

Está formado por nueve organizaciones como son Ecologistas en Acción, Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), el Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS), la Fundación Oso Pardo (FOP), la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ), el Grupo para la Recuperación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA), la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), la Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos (SECEM) y la Asociación Veterinaria para la Atención a la Fauna Exótica y Silvestre (AVAFES).

COMPARTIR: