EXCESO DE MORTALIDAD

Tres de las cinco provincias de España más castigadas por el coronavirus son de Castilla-La Mancha

FOTO: Europa Press. FOTO: Europa Press.

Que Castilla-La Mancha es una de las comunidades más afectadas por el coronavirus es una realidad. Así lo demuestran los datos y posiblemente el más crudo de todos ellos, el del exceso de mortalidad registrado en 2020 respecto al año anterior, no hace sino confirmar esta triste sensación. Y es que de las cinco provincias que se encuentran en cabeza de esta triste clasificación, tres de ellas pertenecen a la comunidad autónoma. 

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística y recogidos en un reportaje de la web de La Sexta al respecto, en la provincia de Guadalajara se ha registrado un exceso de mortalidad durante la pandemia -entre las semanas 7 y 49- del 52 por ciento respecto al mismo periodo de 2019. Un dato muy doloroso que sitúa a este territorio como el tercero con la tasa más elevada de todo el país. Sólo lo superan Segovia (57,5 por ciento de exceso de mortalidad) y Madrid (53 por ciento). 

Agrava la preocupación el hecho de que el resto de las provincias de la región no se encuentran en una situación mucho más holgada. No en vano, las dos siguientes en contar con la tasa de exceso de mortalidad más elevada, en los puestos cuarto y quinto, son Ciudad Real, con un porcentaje del 51,6, y Albacete, que se sitúa en el 48,7 por ciento. Toledo, con un 43,2 por ciento, se colocaría en el octavo puesto, por detrás de Soria y Salamanca. 

Cuenca, la excepción en la región

No cabe duda de que la incidencia en el aspecto del exceso de mortalidad ha sido devastador en Castilla-La Mancha, aunque hay una provincia que, si bien también ha padecido con crudeza la pandemia, al menos presenta unos porcentajes más favorables. Se trata de Cuenca, que ha experimentado un incremento del 19,8 por ciento respecto a 2019. 

Si bien no puede asociarse únicamente a la Covid-19 este incremento de la mortalidad, no puede negarse que el coronavirus ha jugado un papel determinante en el aumento de la misma. Y lo que tampoco puede pasarse por alto es que las dos Castillas han sufrido de una forma especialmente cruel por una pandemia que sigue mostrando su cara más áspera en este final de 2020 para olvidar. 

Compartir