REGINA LEAL LO ADMITE

Desde el Sescam reconocen que tienen "un problema" con las listas de espera

La directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Regina Leal, ha admitido "un problema" en la demora de la lista de espera quirúrgica en Alcázar de San Juan, tras ser preguntada por este asunto durante la inauguración de las V Jornadas de Seguridad del Paciente en el Auditorio alcazareño.

"La lista de espera del Hospital de Alcázar no es la mayor que ha tenido en su historia", ha señalado, para explicar que "son una herramienta que el sistema tiene para ordenar el acceso de los pacientes con criterios de igualdad y equidad y por lo tanto tienen que existir".

Según ha indicado, cuando los tiempos de espera son demasiado largos, "el sistema tiene un problema". "El sistema no tiene un problema por tener una lista de espera mayor o menor, pero sí cuando esos tiempos de espera son demasiado largos. Admitimos que tenemos un problema en la demora de la lista de espera quirúrgica, porque es la segunda por la cola de todas las comunidades".

Ha defendido que el Sescam está trabajando en ello. "Depende mucho del número de cirujanos que tenemos", ha dicho, para recordar que el de Alcázar fue el único hospital que la expresidenta regional, María Dolores de Cospedal, abandonó en cuanto al número de quirófanos. "Abandonó el Hospital de Alcázar y esos quirófanos que le faltaban los ha recuperado el Gobierno de García-Page".

Ha asegurado Leal que en menos de dos o tres meses, el Hospital de Alcázar tendrá unos tiempos medios "que seguro van a estar entre los mejores de la región.

Retraso en los hospitales

Sobre las declaraciones en las que el PP ha criticado que haya retrasos en la terminación de algunos hospitales como el de Toledo, Leal ha respondido diciendo que "de un hospital que iba a ser de los mayores hospitales de España, el PP abandonó la obra tildándola de mastodóntica". "No la consideró necesaria ni para Toledo ni para la región".

"Todos los castellanos-manchegos sabíamos que era necesaria esa obra, y cuando se dio cuenta al borde de las elecciones, en abril de 2015, corrió mucho para sacar un concurso en el que recortó casi la mitad del presupuesto", ha argumentado.

También ha aclarado que cuando llegó el actual gobierno se encontró un proyecto firmado que tenía que terminar en 2019 pero que, por ejemplo, tenía una sala de dilatación para las mujeres que están de parto que era común. "No sé si ustedes han visto algún hospital en España que se construya con ese tipo de diseño y de funcionalidad. Encontramos un proyecto que era un caos y tuvimos que modificarlo", ha concluido.

Estrategia de Seguridad del Paciente

Por otra parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha presentará antes de que finalice este año la nueva Estrategia de Seguridad del Paciente del Sescam, un documento de referencia para el próximo quinquenio que responde al compromiso del Ejecutivo regional de contribuir, junto a los profesionales y a los propios pacientes, a poner en práctica una cultura responsable de seguridad y excelencia, que disminuya los riesgos de la atención sanitaria, haciéndola más efectiva y de más calidad.

Así lo ha indicado en Alcázar de San Juan la directora gerente del Sescam, Regina Leal, durante la inauguración de las V Jornadas de Seguridad del Paciente, donde ha indicado que en los últimos años, la seguridad del paciente ha ido adquiriendo cada vez mayor importancia "pues no existen prácticas sanitarias que estén completamente libres de riesgo".

A este respecto, según ha informado en nota de prensa el Gobierno regional ha recordado que el Estudio Nacional de Efectos Adversos (ENEAS), realizado hace más de una década, ya apuntaba que la incidencia de estos eventos en los hospitales españoles era cercana al diez por ciento y que casi la mitad de ellos podría haberse evitado.

La gerente del Sescam ha explicado que la aparición de estos eventos adversos en la asistencia sanitaria implica no solo el sufrimiento de quien los padece, sino también responsabilidades éticas y personales de los profesionales que se ven involucrados en ellos, además de importantes costes económicos derivados de su tratamiento, con incremento de estancias hospitalarias, reingresos innecesarios y el resarcimiento económico por el daño causado.

"Todo ello debe llevarnos a plantearnos la necesidad de asumir como un objetivo en sí el minimizar esos riesgos y crear una cultura de seguridad del paciente que intente prevenir los errores que pueden producir eventos adversos y que cuando estos ocurran, aprender de ellos para cambiar aspectos organizativos que dificulten que vuelvan a ocurrir", ha manifestado.

Red de expertos

Ha recordado la responsable del Sescam que la nueva Estrategia ha sido elaborada por la Red de Expertos y Profesionales en Seguridad del Paciente, un órgano de asesoramiento que desde el año 2016 viene trabajando en el desarrollo de diferentes aspectos, como la disminución de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria, apoyando los proyectos 'Zero' de las UCIs del SESCAM o con la próxima creación de un grupo coordinador del plan de acciones para mejorar la adherencia al programa de higiene de manos.

También se ha creado un grupo regional para dar un nuevo impulso a la puesta en marcha del 'Código Sepsis', con la participación de miembros de la Red de Expertos, además de médicos de Urgencias, Medicina Interna, Microbiología, Farmacia y Cuidados Intensivos; y un grupo de coordinación de cirugía segura en Castilla-La Mancha, que ya ha elaborado una estrategia para mejorar la seguridad de los pacientes atendidos en el bloque quirúrgico.

La directora gerente del Sescam ha destacado la importancia de jornadas como la que se celebra durante dos días en Alcázar de San Juan para reforzar la formación de los profesionales sanitarios, uno de los pilares sobre los que pivota precisamente la nueva Estrategia de Seguridad del Paciente, con el fin de mejorar sus conocimientos y habilidades en esta materia.

Asimismo, ha recalcado que además de promover la implantación de prácticas clínicas seguras en diferentes ámbitos de la atención sanitaria, se hará especial hincapié en otras cuestiones como la prevención de errores de comunicación entre los profesionales y entre éstos y los pacientes, así como en la promoción de la puesta en marcha y desarrollo de sistemas de notificación.

COMPARTIR: