NO SUELE EQUIVOCARSE

Bill Gates augura dos cosas buenas en relación con el virus..., y una mala

Bill Gates ha vuelto a sacar la bola de cristal para decirnos el futuro que nos espera Bill Gates ha vuelto a sacar la bola de cristal para decirnos el futuro que nos espera

Bill Gates, fundador de Microsoft, no suele equivocarse en sus pronósticos sobre el coronavirus. Acertó cuando predijo una pandemia que mataría a millones de personas por “un elemento patógeno aéreo o una variación muy contagiosa del virus de la gripe”.

Ahora ha hablado de lo que ocurrirá en 2021. Su mensaje contiene dos noticias buenas y una mala. 

En su post anual resalta que hay dos motivos para mirar con optimismo al nuevo año. Gates señala que vendrán “buenas noticias” pese a que “los modelos informáticos sugieren que la pandemia podría empeorar más o menos durante el próximo mes”. Esa es la parte negativa de su predicción. “Necesitamos aprender más sobre la nueva variante del virus que ha aparecido, que parece propagarse más rápido pero no ser más mortal”, apunta sobre la nueva cepa.

En el lado positivo, explica que hay “dos razones principales para tener esperanzas. Una es que las máscaras, el distanciamiento social y otras intervenciones pueden frenar la propagación del virus y salvar vidas mientras se implementan las vacunas”. 
 
“La otra razón para tener esperanza es que en la primavera de 2021, las vacunas y los tratamientos sobre los que ha estado leyendo en las noticias comenzarán a alcanzar la escala en la que tendrán un impacto global”, prosigue.

“Aunque todavía será necesario que haya algunas restricciones (en las grandes reuniones públicas, por ejemplo), el número de casos y muertes comenzará a disminuir mucho, al menos en los países ricos, y la vida será mucho más cercana a la normalidad de lo que es ahora”, argumenta el filántropo.

“Dentro de un año, creo que podremos mirar atrás y decir que 2021 fue una mejora con respecto a 2020. Puede que la mejora no sea enorme, pero será un paso adelante notable para las personas de todo el mundo”, despide su texto.

Compartir