LA OPOSICIÓN PRESIONA

Otro fuego en el Gobierno de Sánchez: piden la dimisión del ministro de Agricultura por estar imputado

Menos de 24 horas después de que Màxim Huerta, ya ex ministro de Cultura y Educación, se viera forzado a dimitir tras conocerse que defraudó a Hacienda, un nuevo fuego se abre en el Gobierno de Pedro Sánchez. El PP pide la dimisión de Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, tras conocerse que está imputado en un caso de robo de agua en el entorno de Doñana. "Hoy sabemos que Sánchez nombró a Luis Planas ministro de agricultura estando imputado. Sólo hay una salida: Planas debe dimitir y Sánchez dar explicaciones", ha expuesto Teodoro García Egea, portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados.

El PP apela a unas palabras del propio presidente del Gobierno, que en un mensaje en las redes sociales en agosto de 2016 aseguró: "No incluimos imputados en listas. Nuestro código ético y el convenio con Transparencia Internacional lo impiden".

El caso en cuestión, según recoge Europa Press, se remonta a 2016, año desde el que el actual ministro está investigado (imputado) en una causa sobre el robo de agua en Doñana. La juez instructora encargada del caso le acusa de un delito medioambiental por haber consentido supuestamente las captaciones de agua ilegales cuando fue consejero de Agricultura en Andalucía, entre 2012 y 2013. Sin embargo, la Fiscalía de Medio Ambiente de Huelva estaría preparando ya el escrito en el que se desimputa al ministro al no apreciar delito en su actuación.

"Ya di mi versión, y ni yo era competente, ni he tenido intervención alguna ni tenía conocimiento", ha dicho Planas en la sede del Ministerio de Agricultura, con motivo de una reunión con los consejeros autonómicos del ramo para hablar de agricultura y pesca. Asimismo, ha afirmado que confía "plenamente" en que el proceso judicial termine con su desimputación.

Eso sí, el ministro ha confirmado que el caso es "absolutamente fidedigno", intentando exculparse al señalar que él "no estaba en la Consejería" cuando se produjeron los hechos delictivos. Además, ha argumentado que en los años 90 la Junta "transfirió" al Ayuntamiento de Almonte la concesión de permisos para sacar agua. "Ha habido al parecer unos expedientes en relación con riegos sin autorización".

La Fiscalía no ve motivos a su imputación

El ministro tiene una potente baza en su defensa. Desde el inicio de la investigación la Fiscalía ha mantenido que no había motivos para imputarle. De hecho, en varios escritos remitidos al juzgado -el último el pasado diciembre- el fiscal delegado de Medio Ambiente en Huelva, Alfredo Flores Prada, ha anunciado que no presentará acusación contra él. "El Ministerio Fiscal no formulará acusación contra el investigado", decía el dictamen del pasado 17 de diciembre.

Puesto que no hay ninguna otra parte acusadora en el caso, eso implicará que no se llegará a abrir juicio oral contra el ministro y que no se sentará en el banquillo. La juez tiene la potestad de mantener la imputación sin el respaldo de una acusación, pero concluida la fase de investigación es el fiscal u otras acusaciones si las hay, quien tiene que decir a quién acusa.

La Fiscalía tiene previsto presentar la semana que viene el escrito de acusación sobre el caso. Se dirigirá contra los agricultores y empresarios implicados, pero no contra los ex cargos de la Junta investigados, entre ellos el hoy ministro.

Ciudadanos pide su comparecencia

Por su parte, José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos, ha anunciado, en relación a la imputación de Planas, que su formación ha solicitado "su comparecencia porque lo mínimo que debe hacer es venir al Congreso y dar explicaciones". Asimismo, ha recordado que el presidente Sánchez afirmó: 'Si soy elegido presidente no abriré los despachos ministeriales a imputados', y no es que reciba a imputados, sino que tiene ministros imputados".

"Estaría bien que Pedro Sánchez saliera de su escondite y nos explicase a los españoles qué programa de gobierno tiene y qué quiere hacer", ha criticado el número dos de la formación liberal, quien ha apuntado que "está bien que quiera ser presidente sin que los españoles voten, pero otra cosa es que no dé explicaciones de su programa ni de los problemas que rodean a su Gobierno".

COMPARTIR: